Momentos mágicos en una relación en donde la conexión es completa entre Ama y sumiso

Los que me siguen por Twitter habrán observado que he comentado alguna foto que he compartido como la magia FemDom. Es cierto que últimamente hay fotos preciosas de Dominación Femenina bastante diferentes a las que se veían antes. Ahora hay muchas en donde se destaca la elegancia de los gestos más que la parte sexual de la Dominación. Estas fotos siempre he pensado que están más enfocadas a la fantasía femenina que a la masculina, pero ese es otro tema, el caso es que funcionan tanto para soñar con lo que una desea para el futuro o para evocar momentos que se han podido vivir. Al menos a mí me sirve no tanto para envidiar sino para recordar que he tenido esos momentos y, lógicamente, me gustaría volver a tenerlos. Y no tanto por la parte sexual, que también, sino por la parte sensorial y emocional.

En alguna relación existen momentos en donde se producen situaciones de pura magia, en donde la mente, el deseo, la sexualidad, los sentimientos, los sentidos, las percepciones se ajustan y coinciden con lo que está viviendo la otra persona desde el otro rol, una suerte de momento mindfulness que ya nos deja tocados para siempre. En alguna sesión en donde percibí esa conexión he ralentizado al máximo la práctica que estuviera llevando a cabo para imbuirme de ese momento, saborearlo, darme tiempo para mirar la posición en la que estuviera el sumiso, observar sus gestos, su agitación o su calma, su respiración, la tensión o relajación de su cuerpo, dejando tiempo para poder paladear la situación sin prisas, notando mis sensaciones y mis sentimientos en ese momento sabiendo que era fugaz y que debía deshacerse, por eso se tiene conciencia de que es tan valioso. Es cierto que nos apegamos a esos momentos, que tratamos de alcanzarlos y conforme transcurre la relación lo logramos una o más veces o no. Hay muchos imponderables y no siempre estamos igual de receptivos y hay que aceptarlo. Al vivirlo sabemos que es posible, que la conexión personal con el otro se puede lograr y ya no quieres menos. Quieres eso. De ahí que muchas veces me sienta tan ajena a lo que veo en las redes.

Este tipo de relación tiene poco que ver con esos perfiles de sumisos que solo retwittean porno casposo o los que le bailan el agua a alguna findom de 20 años que no se cansa de insultarlos, va mucho más allá de los que dicen que no sirven para nada porque tienen un pene minúsculo y esperan que te burles de ellos, tampoco tiene que ver con los que dicen que estarían dispuesto a todo sin conocerte. Esto es solo la farándula FemDom. Y dentro de esa farándula hay mucho consumo rápido de personas, hay frustración, hay urgencia. Quiero un Ama o un perro y lo quiero YA. Todo funciona al ritmo del DAME y esto, si lo piensan bien, se adapta a todos los roles. DAME YA.

En cambio, de lo que Yo hablo respecto a la magia FemDom es algo que se logra tras meses de charla, como poco, cuando uno se desnuda emocional y mentalmente ante el otro, cuando se ha conversado de lo divino y de lo humano, cuando la confianza es absoluta. Esto no ocurre con un intercambio de cuatro insultos o con que me descerrajes sin pedirlo un guión sobre tus prácticas y límites que me importan un pimiento si no me interesas como persona. Yo soy lenta, o quizás sea demasiado lenta, es posible, pero es lo que hay. Sé lo que pongo en juego cuando establezco una relación, sé todo lo que puedo dar, soy consciente de la responsabilidad que tengo por eso soy tan clara al no dar esperanzas cuando intuyo que de mí se espera algo más allá de una amistad y Yo solo pueda ofrecer eso y nada más. Cuando desee más lo expresaré, la afinidad no se busca, se encuentra.

Un saludo

11 comentarios en «La magia del FemDom»

  1. Bueno, pues yo me muevo en lo espontáneo del sado casual, por pura diversión y con la magia y la estabilidad de mi relación con mi esclavo – marido. Gozo de las dos formas pero como dices, sólo con la confianza absoluta es donde me puedo mostrar tal cual soy, en mi poder dominante. Y a él le pasa lo mismo, sólo conmigo accede a la entrega total.
    Gran columna como siempre, un gusto leerte.

    1. Muchísimas gracias, Mistress Roxy y mis disculpas por la tardanza en contestar. Es una maravilla poder tener los dos aspectos de la FemDom y poder disfrutarlos, no todo el mundo puede articular esas dos realidades. Muchas gracias por su comentario. Un saludo!

  2. Yo he experimentado lo que es sentir a mi mujer como si fuera mi Diosa, literalmente; imagino que mi mirada era de pura adoración. Sentía que era suyo, que estaba para Ella, y es una sensación mental pero también física, difícil de explicar. No ocurre todo el rato, es como ese momento mindfullnes que comentas. Conectas por ahí y te sumerges en ese sentimiento.

  3. Hace tiempo pase por el blog, y ahora a traves del enlace que pusiste en una web, he vuelto a entrar. He de decir que resulta agradable ver pensamientos similares y bien plasmados en la pantalla. Es un tema del que hablaria largo y tendido, me gusta, me intriga, nose que tiene que me atrae, por lo dificil que resulta o porque no son matematicas…
    Gracias, y enhorabuena por el blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *