Comportamiento de un sumiso ante su Ama


Comparto con vosotros este texto que me deja jm{SEÑORA A} que me ha parecido de interés para aquellos que tenéis la fantasía de vivir una relación FemDom o los que la viven en una relación de pareja. Esta es la visión de jm que es pareja de SEÑORA A, viven juntos y llevan una relación de años ya, de ahí que pueda ser útil por lo que aporta de vivencia y realidad aunque cada pareja es un mundo y lo vive como quiere o puede en función de sus circunstancias.

Poder acceder a experiencias y opiniones de parejas que viven una relación FemDom es un lujo tal y como están las redes de disparates, de ahí que siempre os anime a que me contéis vuestras experiencias para poder compartirlas e ir creando una red de ayuda a quienes empiezan. Muchas gracias a quienes me leéis y a quienes, tan amablemente, me cuentas sus historias.

En el texto se dan una serie de recomendaciones que, lógicamente, son sugerencias, no imposiciones, no dogmas, puesto que cada pareja debe adaptarlo a su propia idiosincrasia, a su talante y carácter, lo que mejor vaya con ella y con las personas que la forman.

Aquí os dejo con el texto de jm{SEÑORA A}

Antes que nada y como forma de reivindicación de las relaciones Femdom diré que las conclusiones de varios estudios realizados son veraces por propia experiencia. Estos estudios científicos llevados a cabo, han comprobado que el estilo de vida BDSM no es únicamente un medio para explorar y experimentar, más allá de las relaciones sexuales tradicionales.

Se ha comprobado que los que adoptan este tipo de relación mejoran su salud mental, son menos neuróticos, son más abiertos y conscientes, más seguros de sí mismos y de sus relaciones y encuentran un mayor sentido de bienestar.

Cuando la D/s se integra en la relación de pareja, como un estilo de vida, se traspasa la equiparación de ésta a dejar de ser sexo simplemente. Más que algo físico es mental lo que aporta a ambos la relación, en la que uno ejerce el control y el poder sobre el otro que a su vez se lo entrega de una forma libre y por placer.

El hecho de mantener la cabeza ocupada de forma permanente más que estresante es relajante. Es por ello que hay psicólogos que afirman que los que optan por estas relaciones les supone una ayuda contra la ansiedad. De la misma forma se puede pensar que el infligir dolor puede ser doloroso y estresante, pero también en este campo se ha comprobado que reduce la ansiedad en ambos.

Hay que tener en cuenta algo muy importante en el inicio de la relación y es que el aceptar a un hombre que se abra completamente en cuerpo y alma cambia su naturaleza por completo, lo hace vulnerable y como Ama es su obligación protegerlo, enseñarlo a que anhele más el dar que el recibir, que aprecie más el significado de servir, que confié en Ella y no le tema y que no tenga secretos. Deberá tener muy en cuenta que el sumiso llega a la relación con una serie de deseos, gustos y límites y que es Ella quien por deseo propio podrá ampliar y transformar a lo largo de la relación para conformarlo y reeducarlo a su modo y deseo.

Esta relación establece una unión única entre ambos, Ama y sumiso, en la que ambos son igualmente de necesarios e importantes para la existencia y felicidad del otro: el sumiso tiene el deber de dar placer, servir, complacer y obedecer; el Ama el de proteger, enseñar, reconducir y siempre escuchar.

Una vez aceptado como tal por el Ama, no podrá aspirar a recuperar sus derechos anteriores como hombre. Es un contrato permanente, por lo tanto no es una decisión tomada a la ligera, pertenecerá solamente a Ella.

Vivir en Femdom es mucho más que sexo si se lleva de la manera correcta. Con correcta queremos decir una cosa: estar abierto a mantener una comunicación honesta y directa, exenta de espacios independientes, temas tabúes, etc. La mayor parte de la gente piensa que una relación D/s se refiere únicamente a un juego sexual en donde las mujeres están vestidas de cuero y sosteniendo un látigo para castigar a los hombres. Puede reducirse a esto, pero estamos hablando de una relación no de una sesión, no lo olvidemos. Nada más lejos de la realidad. Y más allá de algo estrictamente sexual supone confianza, obediencia, servicio, admiración, entrega y una real comunicación, que son los elementos principales que conforman esta relación.

Una sincera comunicación hablando de sus verdaderos sentimientos, fantasías y deseos abiertamente, mejora la comunicación entre ambos y por ende la relación, manifestando lo que cada uno está dispuesto a hacer por el otro, qué le excita, qué quiere probar, qué le gusta, qué no le gusta, qué tan lejos se quiere llegar, etc.

En una sesión, al igual que el “antes”, el “después” es muy importante ya que es el momento de manifestar cuanto de satisfacción y gozo ha supuesto la realización de esas prácticas.

De paseo

Dicho esto pasaré a tratar el título de esta entrada. La forma en que un sumiso, que se precie de serlo, debe comportarse en el seno de una auténtica relación D/s ante su Ama es a la vez natural y muy específica. Natural porque es una manifestación de sus sentimientos hacia Ella y específica porque ha de ser establecida con unas pautas consensuadas por ambas partes. Esto no significa que el sumiso pueda imponer sus propias reglas y establecer sus comportamientos ante Ella, que siempre y en todo momento serán establecidos por el Ama.

Algunos aspectos a considerar en su comportamiento que considero importantes son:

1. En cuanto a la puntualidad y la inmediatez debe estar atento “siempre” y jamás, bajo ninguna circunstancia, deberá hacerle esperar. Así, por ejemplo, si acuerdan verse en algún sitio, él deberá llegar antes que Ella y su obligación será esperarla hasta que Ella llegue haciéndole sentir que sólo Ella ocupa su pensamiento y su quehacer en todo momento y nada ni nadie le distraerá de ello.

2. En lo referente a su actitud debe recordar todo lo que su Ama le ha enseñado y ordenado: vestir como Ella desea, caminar siempre a su lado vigilando por dónde pasar para evitar contratiempos que pudieran surgir, atenderla en todo lo que desee y necesite, etc. Lo más importante en su comportamiento es permanecer siempre alerta para servirla cuando Ella lo requiera y necesite, sin dilación.

En esta actitud el conocimiento profundo de su Ama  le posibilitará anticiparse a las necesidades de Ella ofreciéndose a ser usado para aliviar su tensión o su preocupación y es entonces cuando su iniciativa podrá ser utilizada, ofreciéndose a Ella para hacerle más llevadera su vida, nunca la desarrollará para satisfacer su ego.

Su actitud será expectante, sonriente y dispuesto ya que de lo contrario no conseguirá disipar los malos momentos, que los tendrá, y no contribuirá  así a su felicidad y relajación.

Su cuerpo estará siempre dispuesto para el disfrute de Ella, tanto sexual como mental o simplemente por deseo o capricho para su desahogo entregándose al máximo. En este sentido usará su iniciativa para  ofrecerle y sugerirle prácticas y utensilios que pudieran ser usados y así experimentar nuevas sensaciones que pudiera no haber descubierto aún.

– Uno de los pilares fundamentales en la relación es la obediencia. El sumiso debe total obediencia a su Ama, no como obligación impuesta sino como un disfrute al hacerlo. Sus órdenes, podrán serle dadas de muchas formas: de viva voz, con una simple mirada, chasqueando los dedos o señalándole, deberán ser acatadas de inmediato y sin cuestionarlas, debiendo de dejar lo que esté haciendo en ese momento para servirle y complacerla. Es la obediencia una de las formas principales de elevar su condición y su felicidad.

– Atender todas las necesidades y gustos de su Ama es también obligación del sumiso al considerarla como su Dama, Dueña y Señora y deberá tratarla como tal. Ha de ser extremadamente cortés: abrirle la puerta para que pase, ocuparse de que nunca le falten sus cigarrillos, servir su copa sin que ella lo pida, aprender todo sobre sus necesidades y gustos para poder anticiparse a ellas.

– ¿Cuál es el rol a adoptar por el sumiso?.  Siempre adoptará aquel que le haya sido ordenado y según el momento: objeto de placer sexual, mayordomo, mueble de casa, chofer,  mascota, criado, etc.

– Constituirá su mayor satisfacción el satisfacerla y servirla de la forma más adecuada y en este sentido el dolor que pudieran ocasionarle las posibles correcciones de su Ama dejarán de serlo paulatinamente y conforme sienta la satisfacción de su Ama, éste se transformará en placer, deseo y gozo. Para el sumiso no puede haber mayor dolor que el sentimiento de saber que su Ama no está satisfecha con él.  

– ¿Se ha de realizar un contrato por escrito?. El objetivo del contrato es vincular el Sumiso y el Ama aunque no es necesario establecerlo por escrito ya que en la comunicación permanente y sincera ya se establecen los acuerdos adoptados que deberán ser respetados y asumidos por ambos :

– El Ama reconoce al sumiso como tal y con el compromiso de ser entrenado como un esclavo obediente, ser dirigido por Ella, ser educado por Ella , ser corregido por Ella, hacerle sentir la sumisión a Ella, ponerlo en su lugar, corregirlo según Ella crea necesario por errores cometidos o por su buena voluntad demostrada, y así contribuir a su felicidad.

– Usará el collar que su Ama le ha dado con orgullo porque es un signo de pertenencia a su Ama.

– La privacidad y confidencialidad de la relación es algo muy importante para ambos y no será divulgada a terceros sin el consenso expreso de los dos. Igualmente cada uno se compromete a respetar las obligaciones familiares y profesionales del otro.

Se dirigirá a Ella, en privado, en la forma que se le mande, pudiendo ponerle un nombre concreto según el rol que adopte en cada momento.

– En las relaciones sexuales deberá estar dispuesto a satisfacer al Ama en cualquier momento que Ella lo requiera. La satisfacción sexual de su Dueña es la prioridad para él atendiendo y  obedeciendo a sus órdenes sobre gustos, deseos, formas y necesidades, tomando la iniciativa solo si es para colmar a su Ama sexualmente. En caso de no satisfacerla a su gusto podrá ser castigado y el castigo será aceptado por él para hacerlo mejor como esclavo.

– El placer y el orgasmo del sumiso debe lograrse siempre a través del placer de su Ama, estando controlado por Ella y solo  alcanzará la eyaculación con su permiso.

– Mantendrá su boca, su lengua, sus labios y su cuerpo dispuesto para ser usado según disponga su Ama, así como guardará silencio cuando su Ama hable no pudiendo interrumpirla nunca.

– El Ama controlará su sexualidad pudiendo hacerlo en la forma que lo estime, por ejemplo con una jaula de castidad que le impondrá llevar puesta y cuya apertura controlará Ella con una llave que poseerá, teniendo prohibido tocarse o frotar su sexo con las manos, juguetes o cualquier objeto y de cualquier manera que pueda hacerle experimentar un placer sexual o sensual sin el permiso de Ella.

– En cuanto a las acciones empleadas por el Ama para conseguir sus objetivos, hay que tener en cuenta que Ella goza de la libertad de elección y no siempre por castigo sino según su capricho del momento no teniendo que justificarlo aunque sí informarle del motivo. Tras el correctivo, el sumiso le dará las gracias a su Ama como reconocimiento de merecerlo.  

– La salud del sumiso es una de las obligaciones del Ama para con él como único medio de seguir siendo servida en todo momento sin limitaciones y tal como Ella merece y desea.

– ¿Qué puede esperar el sumiso de su Ama?. El sumiso ha de ser muy consciente en todo momento de que Ella es la única que puede  proporcionarle su felicidad y ésta solo la conseguirá siendo útil y sirviéndole. Sus necesidades y sus deseos han pasado a ser los de Ella.

– El sumiso no esperará el agradecimiento por lo realizado al considerarlo como su deber y obligación para con Ella. Lo mucho o poco que le ofrezca deberá saber agradecerlo.

– Es objetivo del sumiso el ser necesario para su Ama para mantener y avanzar en su sumisión.

– BDSM y sadomasoquismo: no siempre han de estar ligados el uno al otro. Dependerá de los gustos del Ama. Normalmente forma parte de las prácticas aplicadas por el Ama obteniendo placer y reafirmando su condición al sentir como su sumiso, acepta el dolor propiciado por Ella como una forma de demostrar su obediencia y su entrega. Si hay que tener en cuenta que el aumento en la intensidad es algo a alcanzar paulatinamente.

Podría añadir muchos más aspectos pero considero que estos resumen lo que ha de ser su comportamiento y forma de actuar ante su Dueña.

Gracias.

Jm{Señora A}

7 comentarios sobre “Comportamiento de un sumiso ante su Ama

  1. Buenos días Señora.

    Siempre un placer leer sus aportaciones.

    Decir que las experiencias personales no deben nunca considerarse más que eso, no son nunca categorías.

    Cada día más lejos de dogmatismos y medias verdades.

    Pese a todo ello, gracias por su labor.

    Le gusta a 1 persona

    1. Las opiniones de mi blog nunca son categóricas, y expreso que lo que aquí se lee no son dogmas y que cada uno debe adaptar la Dominación Femenina en función de sus deseos e intereses. Aquí que estamos de acuerdo. Un saludo y gracias por comentar

      Me gusta

  2. Muchas gracias Señora Scheherezade Dom, como siempre sus publicaciones me resultan estimulantes y me dan esperanza de algún dia poder vivir una verdadera relación Fem Dom,, puede ser una esperanza vana pero al menos existe, me pregunto si llegado el momento yo podría ser un buen sumiso, hay pasajes del relato que me son casi biográficos o mejor dicho son como sacados de mi mente, gracias Señora A, gracias a su sumiso y gracias a la maravillosa señora Scheherezade Dom

    Respetuosos y sumisos saludos desde Santiago de Chile

    Le gusta a 1 persona

  3. Totalmente de acuerdo. Sobretodo, en el bien que le hace a ambos este tipo de relación. Como he mencionado anteriormente, llevo unos 5 años en relación Femdom con mi Ama/Esposa. Al principio ambos teniamos muchas preocupaciones y podría decir que ansiedades. La cominicación honesta y el amor que nos tenemos ha sido la clave. Esta relación nos ha acercado a la plenitud sexual, física y emocional. Ciertamente hay días que no me lo creo y se lo digo a mi Dueña. Ella me contesta (con esa sonrisa soberana) «ya no soy tu fantasía, soy tu realidad… dusfrútalo».

    Le gusta a 1 persona

  4. Interesante artículo el de jm

    En mi pensamiento o lo que intento al menos, con mi pareja es ser como sería un buen marido (atento, dispuesto, leal, caballeroso, apasionado con ella con su presencia, buscando siempre el bien de ella…) con el aditivo de la obediencia sin chistar. La obediencia sin condiciones marcaría la diferencia con la de cualquier otra pareja que se ama.

    Le gusta a 2 personas

Responder a scheherezadedom Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s