Querido soñador de una D/s:


Te escribo esta carta con el ánimo tranquilo de aclarar algunos detalles que me parece están entorpeciendo que encuentres lo que tanto fantaseas y ansías.

Si en una entrada anterior ya abordé lo errores más frecuentes en los que incurre una relación D/s aquí quiero exponer con ideas un tanto dispersas lo que, a mi juicio, impide llegar ni siquiera a acercarte a una D/s.

Comprendo que cada uno busca en la relación D/s algo propio pero podríamos estar más o menos de acuerdo en que para entablar cualquier tipo de relación se debería tener claro, en principio, qué se busca con esa relación y qué perspectivas reales existen de llevar a cabo los deseos conjuntos. Hasta aquí creo que todos estaremos de acuerdo. Básicamente, todos buscamos alguien que nos complemente, que nos aporte y nos enriquezca, que nos haga ser mejor persona, ese “alguien” con quien se tenga confianza y se puedan producir las condiciones adecuadas para una entrega sana, ambos, porque ambos se entregan. No solo el sumiso, por más que nos quieran hacer creer lo contrario a fuerza de eslóganes en blanco y negro.

Si el objetivo primordial es lo anteriormente expuesto ¿de dónde vienen tantas leyendas del Amo/salvador? Eso no lo acabo de comprender. Primero porque ni Nosotros estamos capacitados para salvar a nadie de sí mismo ni los sumisos deben necesitar ser salvados. Una relación D/s no es más que una relación entre dos o varias personas en donde uno de los integrantes Domina y el otro se somete en función de unos acuerdos. Punto. No hay más, ni menos. Pero todo lo que luego le quieras aderezar es cosecha tuya y mientras más “adornos” le pongas más difícil te va a resultar encontrar a alguien que asuma esas expectativas tuyas.

Para que exista una entrega sana hay que valorar el grado de madurez del sumiso que pretende entregarse, y, por supuesto, el grado de madurez del Dominante. Con esto, evidentemente, no hago referencia a ninguna edad en concreto, sino al grado de autoconciencia y conocimiento vital que tenga y cuáles son sus deseos al querer entablar una relación de este tipo y cuánto se está dispuesto a ofrecer por parte de ambos.

Otro error que veo continuamente es que no puede uno desear recibir únicamente y debe de haber un límite en esta sacrosanta dependencia de la que se llenan la boca tantos de los que transitan por las redes. Vale que el vínculo D/s lleva a una dependencia pero no debe ser a costa de exprimir hasta la extenuación al otro y esto es lo que veo y deduzco en muchos comentarios, en consultas que me hacen y en cosas que me escriben. No debemos, ni deben, colgarnos el sambenito de una dependencia que es a todas luces patológica maquillándola con que nos estamos moviendo en una relación D/s de BDSM. BASTA

Alucino con numerosas publicaciones que leo por Twitter, y que antes leía por otros portales. Existe una sensación de que el sumiso, sea del género que sea, es un ser indefenso que es necesario proteger y esto, sinceramente, ni es así ni debería ser así. Si te sientes indefenso y lo que sueñas es con alguien que te guíe fuera y dentro de la relación BDSM, igual deberías plantearte que quizás una D/s no es la forma de relación mejor para ti por mucho que te guste que te azoten o que te inmovilicen. Si te gusta que te azoten, genial, busca alguien con quien jugar no te impliques en una D/s que ni necesitas ni vas a poder mantener. Y viceversa si eres Top, no crees vínculos que luego no deseas mantener. Aclarad las cosas, no deis una de cal ni otra de arena, eso no beneficia a nadie.

Hay muchas personas de rol sumiso que tienen la sensación de que si algo falla en una relación es que tratan de abusar de ellas. Si no recibes lo que crees que mereces o necesitas, creerás que tratan de abusar de ti continuamente. Las relaciones fallan, las personas a veces no se entienden, las expectativas no cuadran, no necesariamente está toda la Comunidad BDSM contra ti. Quizás debas observar si están incurriendo en algún error para que esa percepción pueda ser modificada. ¿Hay personas que puedan querer abusar de ti? Evidentemente, como en todos lados, así es el ser humano. Convivimos continuamente con narcisistas y psicópatas que transitan por todos los roles porque a ellos, en realidad, les da lo mismo un rol que otro, lo que tratan es sacar siempre ventaja de ti, abusar de ti para ellos sentirse mejor. Se nutren de ti y aquí en el ámbito BDSM están mejor camuflados porque las personas, quizás, quieren creer más o están dispuestas a dejar a un lado prudencias y sensateces por vivir la experiencia de la entrega.

Si no tienes muy claro qué deseas para ti sin caer en cantos de sirenas desde luego no entres en el BDSM. Aclárate qué quieres de esa persona, ¿un Amo-a? ¿una pareja? ¿un amante? ¿unos azotes y ya está? ¿que haga lo que más te guste únicamente? Piensa y sé sincero contigo y con los otros

EL BDSM no es un sitio guay al que llega gente muy tolerante y muy liberal, con un amplio conocimiento de la psique humana y que aportará a tu vida un cúmulo de experiencias asombrosas acompañada de una banda sonora aderezada con luces de candilejas. Lo más probable es que te encuentres el mismo tipo de personas que hay en todos lados, gente generosa y gente obtusa que nada más que buscan sacar provecho y si te vi no me acuerdo. Esa es la realidad. No somos mejores que los demás, sólo tenemos una sexualidad diferente. A pesar de la apariencia que podamos dar, en realidad, somos como todos, con nuestras pequeñas mezquindades y tratando de aparentar que somos mejores personas de lo que en realidad somos. Y, todo esto, practicando un tipo de sexo que puede ser, además, peligroso. ¿De verdad pensaste que era un mundo de glamour y educación exquisita? Yo también lo pensé en principio, viendo las fotos, las páginas web, los escritos sobre D/s, los protocolos, las ceremonias, los collares… ¡estaba fascinada! y no acababa de encajar que en ese mundo de oropeles encajara el facesitting, el fisting y la feminización o el ballbusting, y tratar de puta a diestro y siniestro, por poner algunos ejemplos.

Como en toda obra de teatro existe una tramoya que a los ojos inexpertos no se ve y personas moviendo esa tramoya. Algunos tratamos de avisar de que es apariencia, que es una representación, y otros tratan de ocultarla a los ojos para que caigan personas incautas en sus redes.

Ya en el terreno FemDom: cuando busques un Ama trata de tener claro qué esperas en realidad de Ella y hasta cuánto estás dispuesto tú mismo a ofrecer. ¿Quieres que te transforme en sissy y a la vez deseas que esté pendiente de las visitas al médico y las veces que debes estar con tus hijos? ¿Quieres que controle tus finanzas y a la vez que sea organizada, meticulosa y generosa? ¿Deseas que esté preparada para cuando tengas una urgencia sexual? ¿Deseas que esté completamente pendiente de ti a todas horas pero tú sólo estarás disponible cuando te lo permitan tus obligaciones familiares? ¿quieres que sea tu key holder y estás todo el día suplicando y quejándote y a la vez pidiendo que te humille más?¿Quieres que se ocupe de tu apariencia, de lo que comes, de con quién sales, de cuándo debes volver a casa?… Si buscas algo o parecido a esto te has planteado ¿qué vas a dar a cambio? ¿qué ofreces? ¿Tienes tiempo para no sólo encontrar a la Dómina sino para conocerla? Porque todos queremos algo a cambio. Todos queremos ser compensados por la dedicación y no hablo de temas económicos, hablo de temas personales.

¿Por qué estoy formulando estas preguntas que me vienen un poco al azar a la cabeza? Porque hay mucha gente esperando del BDSM cosas que, de verdad, es improbable que encuentren porque, buscan, en realidad, alguien que les cambie la vida por completo, que se convierta en un gurú, en un maestro de vida, en un psicólogo de cabecera, en un coach. Tratan de solucionar carencias que una persona cualquiera no va a poder solucionar ni aunque sea un manitas de medical o del spank o de la electro o el shibari. Porque, si se fijan, ni el master de medical ni del spank tienen que ser una persona con años de psicología ni terapeutas diplomados para realizar ninguna de esas prácticas. Únicamente deben tener años de práctica y conocimientos sobre esas técnicas, nada más y obtener un prestigio que, además, seguro que será cuestionado por otros. Un experto en alguna de esas prácticas no necesariamente debe tener empatía con todo el mundo, ni conocimientos de los estados anímicos de la otra persona, ni talento social, al igual que tampoco van a dedicar su vida a ti por ponerte en sus manos, podrá, a lo mejor y si encajáis procurarte una bonita experiencia, pero nada más. Así que si luego te ves decepcionado porque no te hayan hecho más caso deberías mirar qué pasa.

Todos somos algo egocéntricos y un sumiso lo puede ser y mucho, muchísimo, de hecho. A pesar de su apariencia en la entrega, de su deseo de servicio, y esa cosas que se acaban aprendiendo de tanto leerlo, la realidad es que la mayoría suelen ser bastante egoístas y transforman o tratan de transformar al Ama en una mujer a su medida y si no se comporta como ellos quieren saltan a otro perfil. Rápido, sin descanso. No porque haya muchas sino porque ellos no tienen tiempo de aplacar su ansiedad de ser sometidos. Aunque, a cualquier cosa le llaman someterse.

No me quiero extender más, que me voy por las ramas, lo que sí es que tal y como veo el patio, sinceramente me pensaría muchísimo ser Ama de alguien en estos momentos porque me da una pereza infinita el tiempo que lleva conocer a alguien para poder analizar despacio si trae un bagaje excesivo, si va a compensar este conocimiento y esta dedicación constante. Si tras tiempo de conversaciones lo que encontraré pueda ser un adulto infantilizado que desee que otro se haga responsable de su vida. Aparte de los que se muestran a todas luces amargados por los años de espera con una inmensa capacidad para expresar infinitos matices de quejas. Incluyendo los que abiertamente tratan de manipularte y los que mienten a destajo. Los sí pero que no. Los que no comprenden porqué soy tan lenta.

usted me podría ayudar a hacerme unas fotos para el perfil? me indica que poses y demas, veo que sus fotos son muy artisticas. No digo que venga a casa a hacerme las fotos si no con la webcam/movil usted me indica

f

Plantéate qué es el BDSM para ti y qué quieres sacar de él. Yo, que siempre creí que era una subcultura de maneras de relacionarse, de vínculos y formas de expresión más allá del puro ámbito sexual estoy variando mi sensación a que el BDSM se está quedando en una especie de parafernalia, en un escaparate de prácticas de sexualidad alternativa, algo más kink, sin matiz peyorativo, y menos cultural, menos enraizado, más epidérmico porque tengo la sensación de que las D/s que me gustaban tanto, y sobre las que tanto he escrito, andan de capa caída inundadas de expectativas sin sentido y sin mesura.

Así que, por concluir, Yo no estoy para asumir mochilas ajenas, ni historias para no dormir, ni gente desequilibrada, que las hay y mucho en los portales y con perfiles BDSM, ni para hacerme cargo de nadie que sea pretendidamente adulto. Aquí tiene uno que entrar con, al menos, cierto equilibrio mental y con la autoestima bien cimentada, si no, lo van a pasar muy mal porque las redes están llenas de tiburones oliendo la carne fresca.

Para el sum: pretender que alguien se ocupe de tu vida porque tú no sabes qué hacer bien con ella me parece un error. Sentirte sin objetivos o frustrado porque no das con el tipo de Ama fantaseada que sea guía y faro, que esté pendiente de tu deseo, de tu castidad, de tus problemas, de procurarte morbo, de levantarte el ánimo, de controlar las prácticas que te gustan, de estar disponible cada vez que la necesites y te frustras día tras día porque no la encuentras… piensa porqué no la encuentras con esto que estoy escribiendo. ¿No resulta algo abrumador depositar tantas expectativas en una persona? ¿Porqué no reducir expectativas e ir conociéndose sin necesidad de agobiar con tanta responsabilidad de algo que es tu vida?

Para el Dom: ¿de verdad estás capacitado para ser guía y pilar sostenedor de alguien más allá de los juegos que te den morbo? Sinceramente te sientes capacitado para horas, días y meses de escucha tranquila y sosegada, de formación en prácticas, de aprender cada día. De analizarte para ver hasta dónde puedes llegar, de ser generoso y no caer en el aburrimiento en cuanto no salen las cosas como esperabas. ¿Esa persona a la que estás deseando poner el collar es realmente la que te complementa o sólo tratas de fardar para que los demás envidien tu poder de seducción? ¿Gestionas tu vida con solvencia para gestionar la de tu sum?

Sinceramente, a veces os pasáis con lo que fantaseais de una D/s cuando los Dominantes tenemos problemas, miedos, angustias, necesidades y frustraciones en la misma medida que los sum.

Ahora hagamos la reflexión, en realidad, ¿qué busco en el BDSM? igual se sorprenden con las respuestas

Gracias por leerme

4 comentarios sobre “Querido soñador de una D/s:

  1. La autora de este hermoso blog nos pregunta:
    “¿de dónde vienen tantas leyendas del Amo/salvador? Eso no lo acabo de comprender. ”

    Viene de las mujeres sumisas pseudovírgenes que buscan un papi que las redima y sepa apreciar ese tesoro intangible que ellas llaman “la entrega”.

    Soy ama bisexual pero ni loca me envolvería en una relación con una sumisa.

    Si quieren, vayan a buscar leña para la hoguera pero todos en el BDSM sabemos que es así.

    Le gusta a 1 persona

  2. Para que una relacion D/s funcione se requiere un mínimo, mínimo de madurez, tanto de la Domina como del sumiso. En caso contrario, el desastre, la ruptura, la frustacion están asegurados. Y esto sirve para cualquier relación humana del tipo que sea. Una Domina no es la mama de nadie.
    No me puedo imaginar, y lo digo de verdad, una Domina Mami con un sumiso nene. Ni una Domina psicologa con un sumiso paciente/ usuario. Ni una Domina guru espiritual… Por favor ! Ya no quiero seguir…

    Yo además añadiría que tampoco es conveniente mezclar los negocios con el placer. Y no me refiero para nada a las Dominas profesionales.
    Quiero decir que si yo necesito a un agente en el mercado de valores, lo confiaré en un profesional titulado que pertenezca a una firma de reconocido prestigio y nunca a un sumiso bursátil por muy experto que sea.

    Con el, siempre que sea pactado y consensuado libremente, podemos acordar, que el día de la cita con su Domina, el recibirá tantos azotes como puntos haya bajo el índice bursátil de referencia. Y en caso, de que haya subido el indice, ese día no hay azotes y se guardarán los puntos en su cesta de valores que serán restados del dia que baje.
    Y nada más.
    Coincido plenamente con las reflexiones hechas por Dama en esta entrada. Brillantes y lúcidas.

    Me gusta

  3. Hola nuevamente Señora, cuanto nos alegramos de tenerle nuevamente en este su blog.
    Lo de soñar es algo inherente en la persona pero hay que tener los pies en la tierra. No se entiende que un sumiso “pida” o demande a su Ama: el Ama dispone a su gusto y antojo siempre y el sumiso obedece y sirve. No caben “sueños” o deseos o exigencias por parte del sumiso.
    Desde el momento que se entabla la relación los deseos, gustos y pensamientos del sumiso se transforman en los de su Ama y sus pensamientos pasan solo por satisfacerla, obedecerla y servirla.
    Cuando un sumiso es el que demanda al Ama la relación da un giro de 360º pasando el Ama a ser la sumisa y el sumiso a ser Amo. Para esto lo mejor es satisfacer tus gustos con una profesional a la que le pides que cumpla con tus gustos y esto ya no es una relación Femdom.
    Por tanto seamos serios y conscientes antes de entablar una relación Femdom de lo que ésta supone y la sinceridad ante todo, como en cualquier otro tipo de relación.
    SEÑORA A y jm{SEÑORA A}

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy buenas, pues sí, los deseos de los sumisos también pueden mover la relación. A mí no me parece malo en absoluto, creo que todo puede ser enriquecedor si la Dómina es una mujer sin miedo y una persona creativa para tomar esos sueños y hacerlos propios a su estilo y manera. Muchas gracias por vuestros acertados comentarios. ¡Saludos!

      Me gusta

Responder a jm{SEÑORA A} Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s