FemDom a distancia


Por FEMDOM a distancia o Dominación virtual vamos a entender un tipo de relación que se base en principio en un vínculo con escasos o nulos encuentros reales. La entrada se origina a partir de no pocas peticiones de perfiles que me pedían que fuera su Ama virtual y a partir de algún mail que me han enviado recientemente por consulta privada.

Reconozco que no puedo evitar que este término de FEMDOM a distancia me lleva a pensar rápidamente en la Dominación a cambio de dinero aunque imagino, y creo no equivocarme, que debe de haber bastantes personas jugando a relaciones FEMDOM de manera discreta y sin cobrar nada aunque me cuesta trabajo de imaginar. Al igual que hay bastantes personas que aparentemente tienen Amos o sumisas virtuales, se puede dar una relación FEMDOM a distancia.

Los pocos que me han comentado tener Amas virtuales suelen ser sumisos FINDOM, de ahí que pensar en este tipo de relación me lleva a pensar en ese tipo de Dominación. Aclaro lo que entiendo por sumiso FINDOM: aquél que paga o rinde tributo a cualquier tipo de petición que solicite el Ama o sencillamente porque hayan estipulado un tributo semanal o mensual en donde al que corresponde una especie de transacción  de atención por parte de Ella. En este mundo del FinDom hay muchos subgrupos en los que no voy ni me apetece entrar.

También hay bastantes Amas que ofrecen relaciones virtuales de control de castidad, suelen ser profesionales que saben cómo pulsar las necesidades, deseos y fantasías de los sumisos y se ocupan de ellos, de sus tiempos de espera, de su negación de orgasmos, el tiempo que Ellas consideren pertinente. Es una más de las facetas de las Dóminas Profesionales, así como tener sesiones por cam si el acuerdo estipulado llegara a este terreno.

Si trato de pensar en la actualidad en una Dominación virtual sin transacción monetaria reconozco que soy extremadamente escéptica. Es posible que me cueste trabajo, insisto, porque Yo soy una persona bastante incrédula y, posiblemente desconfiada para creerme el respeto absoluto a mis órdenes y aunque, sinceramente, una relación virtual pudiera despertarme cierto interés me aburriría al cabo de muy poco tiempo porque entre real o virtual lo primero resulta más satisfactorio.

Sin entrar en por qué alguien decide tener una relación virtual, motivos fáciles de colegir y comunes a cualquier tipo de relación de esta índole, tanto dentro como fuera del BDSM, se me ocurren unas pautas sobre las que poder construir una relación de este tipo.

Lo primero, lógicamente, sería acordar, como cualquier tipo de relación BDSM espacios y tiempos en que la Dómina puede y/o debe intervenir en la vida del sumiso. Qué tipo de necesidades le plantea este: si requiere que le organice su vida, condicionar su manera de vestir, controlar su ocio, momentos de intimidad relativo a la necesidad de comunicarse, limitarse únicamente al ámbito sexual, temas monetarios si es sumiso FINDOM, etc. Si estos acuerdos no quedan claros el sumiso puede ver invadido su espacio vital y fracasar la relación virtual. Si el sumiso requiere atención del Ama y esta está ocupada una y otra vez, también. Si el sumiso debe mantenerse a la espera amplios espacios de tiempo puede distraer su atención hacia otras cosas.

Que cualquiera de los integrantes vea incumplida sus expectativas es determinante para que la relación se vaya al traste. Pongo como ejemplo que el sumiso espere ver ansioso a su Ama vestida de cuero por skype a determinada hora y que esta no se conecte, dé largas o posponga a un día que no acaba de llegar; o el caso de haberlo mantenido con un plug gran parte del día y le haya pedido una serie de objetos que tener preparados para una sesión por cam y que Ella ni se comunique anulando la cita ni se ponga en contacto con él hasta uno o días después. Ejemplos sacados de sumisos, imagino que de parte de las Amas ocurrirá situaciones posiblemente similares.

El sumiso y el Ama deberían tener parcelas de sus vidas en que sean completamente independientes, algo que quizás pueda causar extrañeza en un ámbito D/s, pero en lo virtual me parece fundamental. Los errores al respecto son muy variados, especialmente graves los que permiten a sus Amas, generalmente FINDOM a que entren en su ordenador o en su móvil. Esto es más frecuente de lo que se cree aunque cueste. La necesidad de privacidad debe de existir, por pura sensatez y precaución. Los que opinen de otra forma dudo que hayan puesto los pies en la realidad o sean conscientes de abusos reales de diferentes tipos, incluido localización de la pareja vainilla desconocedora de dicha relación y familiares, así como llegar a la extorsión con mandar o publicar fotos comprometidas.

Es posible que la sentencia con la que inicio el párrafo anterior en negrita no sea comprendida ni compartida en personas que sueñan con la sumisión o la Dominación como un absoluto. Esos absolutos pertenecen más bien al ámbito de la fantasía porque como realidad es algo potencialmente peligroso siempre que no exista un conocimiento y un compromiso profundo entre las distintas partes.

Insisto en la idea de que hay momentos en que con mucha probabilidad se pasen imágenes personales generalmente cegados por una supuesta confianza en la D/s que luego pueden repercutir a la hora de una posterior ruptura, no siempre amigable y que pueden acarrear malos rollos debido a la insensatez de los participantes. Por muy intensa que pueda ser la confianza inicial hacia la otra persona jamás debe olvidarse que es una persona que no conocemos absolutamente de nada, y que, incluso conociéndola se producen situaciones complicadas y nuestra vida privada e íntima, y más en este ámbito tan sensible debería permanecer siempre al resguardo de miradas ajenas.

Después de las precauciones que creo deben ser tenidas en cuenta y más en este tipo de relación, puedo comprender que en los momentos de calentón el “sumiso” esté atento y pendiente, el resto del tiempo, sinceramente, no me lo creo, a no ser que se tenga un vínculo real y personal estrecho. Y en este caso hablo específicamente del sumiso varón. A un sumiso se le puede supervisar, guiar, atender, etc. y si no tiene un compromiso real hará lo que le salga de las narices, por muy sumiso que diga que es. Tenéis razón, soy desconfiada o quizás es que sé lo delgada y tenue que es la correa que ata a un sumiso y más a distancia. Si ya es bastante complicado asirlo en la realidad, me parece que en lo virtual lo que sujeta un collar es una fantasía que una vez apagada o satisfecha se diluye con facilidad. De ahí que la Dominación Financiera “ate” mejor al sumiso a distancia. Está claro: a lo que tiene un valor monetario se le da más valor, lo gratuito no suele generar compromiso. Esto último es fácil de entender, hay múltiples ejemplos de ello en todos los ámbitos sociales.

Y por último, aunque Yo no sea proclive a este tipo de relación, sé que han sido necesarias no pocas veces hasta que las circunstancias han sido propicias para las personas que conforman la relación. Algunas esperaron años antes de verse y tener una relación real, aunque imagino que serán las menos. La mayoría acaban con rapidez, quizás con la misma rapidez en que se crearon ficticios vínculos unidos por el deseo de encontrar lo tan ansiadamente buscado. Que no sea para mí no significa que no pueda serlo para otras personas. Cada uno debe saber si le llena o, por el contrario, queda vacío con esos tiempos de espera o de falta de comunicación que se pueda dar, con esos momentos de soledad que todos tenemos en que nos planteamos si es adecuado o no, una vez pasado la vorágine inicial. 

Extremar la prudencia en este tipo de relaciones es lo primordial y nunca dejar de escuchar la voz interior de si nos hace crecer o nos empobrece, si nos enriquece como personas y como pareja o si nos está causando algún tipo de perjuicio. Respecto a los FinDom, lógicamente las alertas deben ser de otro tipo y espero que sean conscientes de en dónde se meten porque tantos problemas leo por parte de Amas como de sumisos.

¿Cuánto hay de fantasía en lo virtual? ¿Cuánto hay de realidad? ¿Cuánto de compromiso? ¿Cuánto de verdadera entrega por ambas partes? Preguntas pertinentes a la hora de entrar en este tipo de relación. Cada uno debe hacer un ejercicio de introspección serena, eso que hace tan poca gente, porque al otro lado del whatsapp o de skype, o de donde sea, hay una persona con sus expectativas, sus ilusiones, sus sentimientos puede que pendiente de esa llamada, de ese mensaje. Esa persona debe ser respetada, más allá del rol que tenga.

ScheherezadeDom

 

 

Visibilización del blog

Si te gustan mis entradas y/o me has hecho una consulta y quieres demostrar agradecimiento puedes invitarme a un café para ayudarme al mantenimiento del blog

€3,00

4 comentarios sobre “FemDom a distancia

  1. Buenas tardes y buenoooo, le ganamos al estar en Fase 1 sobre Málaga (una simple broma para elevar el ánimo).
    Como Ama que soy respeto cualquier modalidad de relación entre dos personas siempre y cuando se dé en el marco del respeto, la libertad y el consenso entre ambos. Yo personalmente no podría mantener una relación a distancia ya que necesito el contacto personal y físico con mi esclavo/sumiso, verle, sentirle, etc. Presupongo la dificultad que conlleva el mantenerla así.
    En el marco de la distancia caben señalar numerosos “peligros”: el anonimato, el interés económico, el chantaje, el engaño, etc.
    Si puedo entender el inicio de este tipo de relación no como un fin sino como un medio para conocer personas afines, relacionarse y alcanzar una posible y futura relación real.
    Por último quisiera resaltar la felicidad, la alegría y la plenitud que supone vivir día a día una relación D/s con alguien que te ama de una forma desorbitada y que te lo demuestra desde los más ínfimos detalles hasta los más grandes “saber estar” siempre a tu lado y todo esto en mutua reciprocidad de amarse y quererse.
    Un saludo muy cordial y afectuoso

    SEÑORA

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí lo virtual no me gusta más que para seguir evoluciones o si el sumiso con el que hablo es de fuera como es el caso de Pedro Madrid, con el que hablo a diario. No lo considero una auténtica relación virtual en el sentido en que Yo no soy su Ama de facto. Él es libre de buscar Ama puesto que sé de sus necesidades pero sí que estamos pendientes uno de otro.
      Lo virtual a secas me parece que debe dejar mucha sensación de soledad a largo plazo y de vivir en una fantasía. En fin. También hay gente para todo y las circunstancias muchas veces imponen condiciones extremas y sólo pueden soñar con una relación así. Hay muchos tipos de vidas y son respetables.
      Saludos y cuidaos mucho

      Me gusta

  2. Estimadas Señoras
    Yo como sumiso en prácticas he de decirles que una relación seria y formal entre sumiso y Ama a distancia puede ser complicado, no lo dudo, pero una relación de Maestra y alumno sí que es factible. Encontrar alguien que dirija el adiestramiento es complicado, ya lo es encontrar un Amo o Ama de verdad, que sepa lo que hace y no sea un aprendiz en busca de sexo rápido y barato
    Las clases a distancia si son válidas, mientras el sumiso/a va aprendiendo, metiendose a fondo, puede encontrar a alguien o incluso el Ama/o recomendarle a alguien para las prácticas o incluso para ponerse a su disposición

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s