Las cosas claras: realidad y fantasía pueden tener límites difusos pero tienen límites. La fantasía de castración


Hacía bastante tiempo que no me encontraba con la fantasía de castración por parte de un sumiso y hoy ha llegado a mí a través de otra consulta que no he querido dejar pasar. Este tipo de fantasía es bastante recurrente para muchos que incrementa y dispara su morbo hasta límites insospechados. Es posible que fuera del BDSM pueda parecer extraño pero en el BDSM es bastante común, especialmente en el ámbito del masoquismo. No he dedicado una entrada a esta fantasía como tal, tan sólo hice alguna referencia de paso. Ahora me interesa que reflexionemos juntos, si les apetece.

Cuando Yo dejaba hablar a los sumisos en mis inicios como Dómina, me encontré con que esa fantasía de castración, ser castrado, era un deseo bastante común entre los sumisos que, una vez pasada la eyaculación, una vez se producía la descarga hormonal del orgasmo (incremento de la prolactina y decrecimiento de la dopamina), se vuelve a la realidad y a la conciencia de que ese deseo era una fantasía, únicamente.

Como siempre, ni todos los sumisos tienen esa fantasía, ni los que la tienen serán todos sumisos, pero la coincidencia sumisión/fantasía de castración es bastante numerosa. Esa fantasía se puede concretar en la realidad de varias maneras sin que conlleve ningún prejuicio ni para el sumiso ni para el Ama. Para realizar este tipo de juego relativos a la fantasía de castración funciona muy bien emplear la humillación, presentar elementos con lo que llevar a cabo una “castración” que no se llega a realizar pero que está siempre presente (a modo de atrezzo de una performance) o realizar una práctica bastante extendida en la FemDom que se denomina con las siglas en inglés de CBT (Cock and Ball Torture o tortura de pene y testículos), que llevada a cabo con sensatez puede aportar grandes dosis de placer para ambos.

La CBT se puede realizar de muchas maneras: desde la tortura directamente con las manos, con cuerdas, con dispositivos de castidad con pinchos, cera, cinta americana, azotes con vara, flogger, regla, etc. el pene y/o los testículos, cargar pesas, elecroestimulación… hasta el ballbusting, (patear los testículos) en donde el placer no sólo se encuentra en el impacto en sí, en el dolor más o menos agudo y penetrante, sino en la parafernalia de con qué es pateado: botas militares, pie descalzo, tacones, botas, etc. Luego, ¿sabe él si como recompensa podrá lamer el pié, el calzado? Lógicamente en el inconsciente del sumiso o del fetichista la fragilidad o posibilidad de la castración juega como un acicate en este tipo de juegos.

¿Todos los que gustan de este tipo de juegos son sumisos? No. Recuerdo a un fetichista de pies con el que hice un trampling aderezado con un ballbusting que no se definía como sumiso pero que reconoció que el dolor en los testículos le llegó a dar un inmenso placer al ser pateado por un pie descalzo.

 

El dolor en los testículos bien realizado por un Ama atenta y experta aporta al sumiso una enorme fuente de placer, sea o no sea masoquista a priori. Y con cuidado no tiene por qué producir ningún tipo de lesión, ni dejar ninguna secuela más que alguna pequeña molestia que se pueden mantener algunas horas o días después de la práctica, llegando a desaparecer sin necesidad de mayores cuidados.

Por tanto, es una práctica bastante común en la FemDom, siempre que guste, y lo que debemos de tener bien claros son los límites de esta práctica de CBT.  Ir con cuidado y poco a poco siempre es garantía de que esa práctica aporte placer, además de dolor, y que no haya consecuencias posteriores. Si dentro de este CBT se van a realizar prácticas de dilatación uretral, debe conocerse la profilaxis ya que las infecciones urinarias pueden dar mucho la lata.

Luego queda claro que esa fantasía unido a juegos de CBT pueden aportar una fuente inmensa de placer minimizando riesgos físicos. Todo está controlado y tras el juego nadie corre peligro si se han tenido en cuenta reglas de seguridad. Otra cosa es cuando ya la voluntad del sumiso requiere que ese juego se queda corto porque él quiere llevar a cabo no una fantasía sino una realidad, seguir ese juego hasta producir una verdadera castración. Ahí ya entramos, evidentemente, en un terreno peligroso y patológico.

La Apotemnofilia o deseo por amputación nos saca de los límites del BDSM. Ya vendrán quienes me digan que no, evidentemente. Como bien sabéis no soy sexóloga ni lo pretendo, tampoco soy psicóloga. Entrar en este tipo de parafilias  no es mi ámbito pero quiero dejar claro que sentir este deseo está relacionado con un Desorden de Identidad de la Integridad Corporal (BIID en inglés), también conocido como Desorden de identidad del amputado o apotemnofilia (del griego αποτέμνειν “cortar”, y φιλία “amar”), que consiste en el deseo irrefrenable de amputarse uno o más miembros sanos u otras partes del cuerpo. Ver en Golfxs con principios un artículo de hace ya algunos años y cuyos enlaces ya están cortados, pero nos puede servir.

¿Por qué estoy diciendo esto? Porque lean con cuidado, piensen sin el calentón, y cuando escriban delimiten bien lo que es un relato de lo que es una opinión. En el BDSM y en la FemDom no todo vale y la fantasía como fantasía es libre y sin más consecuencias que si luego sientes culpa o no al haber tenido una orgasmo con ella, pero dar un paso más allá y llegar a desear una castración real no tiene vuelta atrás ni es sensato por muy consensuado que sea. ¿Que tienes esta parafilia y quieres realizarla de verdad? Ve a un psicólogo que seguramente pueda ayudarte. Eso excede el ámbito meramente sexual, va más allá.

No quiero que la FemDom navegue en una especie de todo está permitido si es consensuado. A ver quién está consensuando ni qué se consensúa. Consensuar con una persona con desórdenes mentales es simplemente peligroso. A ver si tu fantasía se te va a ir de las manos y luego no va a haber vuelta atrás.

Visibilización del blog

Si te gustan mis entradas y/o me has hecho una consulta y quieres demostrar agradecimiento puedes invitarme a un café para ayudarme al mantenimiento del blog

€3,00

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s