Resort FemDom


Escribir un blog tiene muy pocos estímulos aparte del disfrute de escribir y de aclarar las ideas propias. Uno de los pocos estímulos externos es recibir mails como el siguiente que me dejaron anoche:
“Con todo el respeto que me merecen aquellas Amas que han hecho de su afición una profesión, he de decir, que en mi caso particular es muy complicado que pueda encontrar en esta vía una fórmula de disfrute de este tipo de juegos. 
La razón es muy sencilla: yo no soy un buscador de “castigos recreativos”. Me explico. No encuentro en prácticamente ninguna de las prácticas habituales del bdsm un placer en sí misma. No soy un amante del spanking, ni un fetichista, ni un crossdresser. No disfruto ni me excita en sí mismo el hecho de ser humillado, azotado o insultado. Para mi, el placer reside en algo diferente. Para mi el bdsm es el arte de entregar el poder a otra persona, y de que ésta lo ejerza a su entera satisfacción. Si mi Ama me azota, me humilla o me feminiza será solo porque le he entregado el poder para hacerlo. 

Es precisamente el hecho de entregar el poder lo que me fascina. El saber que esa persona puede ejercerlo como desee y que a mi, como persona que lo entrega, solo me compete esforzarme en complacer y obedecer porque caso contrario el juego habrá terminado y por tanto la sensación de entregar el poder también. 

En mi caso, no existe ese juego mental o físico por parte del Ama de encontrar aquellas prácticas que satisfagan a ambas partes. El placer y el poder solo corresponden a una parte, la que domina. La simple sensación de incertidumbre de no saber si podré cumplir o satisfacer sus deseos ya me genera una excitación difícil de explicar. No hacen falta “dungeons” superequipados ni cruces de San Andrés de madera de haya. Obedecer y complacer a otra persona con ello, es algo que puede hacerse en casi cualquier parte. Una simple mirada, una simple orden…

Es una forma de entender el bdsm que es muy complicada para llevar a cabo con Amas profesionales. Hay que pensar que el poder otorgado es muy grande y la persona que lo ejerce ha de ser lo suficientemente inteligente como para ejercerlo sin que la cuerda se rompa. Porque es evidente que hay órdenes o deseos que podrían hacerme aterrizar en la realidad y sacarme de un plumazo de ese llamado sub-space mental que supone estar concentrado solo en obedecer y complacer. Ese tira y afloja pienso que es solo realizable entre personas que amen este deporte solo por el mero hecho de practicarlo. Se me hace muy cuesta arriba pensar que esa persona ejerciera ese poder solo por el hecho de la transacción económica que supone. Básicamente porque es demasiado trabajo en un caso como el mio. 

Un recorrido pagado por el amplio elenco de “castigos recreativos”, no tendría en mi caso ningún sentido porque no encuentro ningún placer en ellos en sí mismos. El reto de entregar el poder, el desafío de obedecer y esforzarme en complacer es lo que considero verdaderamente apasionante. No son las atracciones del parque…es el no saber si seré capaz de montar en la montaña rusa cuando se me pida, lo que verdaderamente me atrae del bdsm. 

Al otro lado de la cuerda debe haber alguien con la suficiente inteligencia y sensibilidad para saber que tiene un juguete distinto. Si juega de forma demasiado violenta o incorrectamente, es posible que lo rompa, pero si es capaz de adivinar lo que puedo hacer para complacer, el juguete será muy placentero. 

Que es algo muy distinto a que ese juguete sea simplemente…rentable.” 

M. 
El plantear la visión de la FemDom como un parque de atracciones o un resort cuyas atracciones sean las prácticas me ha encantado
El tema de las profesionales, las amateurs, las que se dicen findom y las miles que se suben al carro para sacar los cuartos de los pagafantas hace que todo el tema FemDom se emborrone y produzca bastante confusión y cansancio por parte de la mayoría.
Las Dominantes lejos de ir a una vamos a lo nuestro, seamos amateur o profesionales, cansadas, hablo personalmente pero creo no ser la única, de la fauna que entra y sale empozoñando este mundo, a mi parecer, maravilloso.
En las redes campa el todo vale y sorprende ver que se pide respeto por aquello que de forma evidente es imposible de respetar y que a la vista está es una mala praxis y/o abuso, por no hablar de las que su fundamento en Dominación se basa únicamente en insultar y enseñar tetas o las que venden hasta el agua de sus macetas.
El poder del dinero
Ante este escaparate muchos se ennortan y le tiran a todo lo que se menea creyendo ser sumiso y ni saben si les gusta esto o aquello o sencillamente les gusta cualquier cosa. Sumisos que ni saben si son sumisos o son simples mirones de los de toda la vida. Dóminas cuyo comportamiento sólo tiene explicación si se las analiza como caprichosas malcriadas.
EL PODER. La clave siempre ha estado en el Poder. La base del BDSM y de la FemDom. Si no se tiene Poder no se es Dominante si no se disfruta del Poder cedido a otro no se es sumiso, (esquema básico).  Una cualidad que es innata, que debe de estar unida al talento para ejercerlo. La autoridad es algo que dimana de la persona. Las que no la tienen insultan y vejan de forma indiscriminada en un intento ridículo de enmascarar lo que no existe. Y, por otra parte, cuando los que se dicen “sumis” encuentran a alguien que tiene Poder rápidamente se alejan, incluso insultando (no hablo de mí) porque Una no está para complacerles. La verdadera Dominante se da cuenta que la mayoría de los supuestos “sumis”, esos de los que se esperaría educación y saber estar ante las Dóminas de forma frecuente tratan a las Mujeres como putas en las redes. Así que, grosso modo, ese es el estado de la cuestión FemDom siendo breve.
En aras de la demostración de un conocimiento solo cogido por hilvanes la palabra consenso la elevan como un dogma creyendo que bajo su manto todo es aceptable y tampoco es así. Por mucho que un sumiso quiera consensuar que Yo le haga, Yo me muestre o Yo actúe, sinceramente, haré lo que me plazca. Dicho así muchos bien pensantes creerán que soy una déspota amargada que tengo algo en contra de los hombres. Y no. Es que Yo voy a consensuar hasta un límite pero jamás voy a permitir que un sumiso me diga lo que tengo que hacer. 
Una cosa es que me exprese sus preferencias, otra que me condicione. Si me siento condicionada pierdo el entusiasmo y me aburro. Me gusta desarrollar mi creatividad no tener que seguir un guión.
En las redes, a la vista está que mucho/-as se contentan en este totum revolutum y al ser los que más ruido hacen ensordecen a los que llevamos otro estilo de vida.
Ya vendrán los que me quieran corregir y el para gustos los colores. Cada persona necesita cosas diferentes y lo que vale para uno no vale para otro. Eso ya lo tenemos claro TODOS. Pero lo que no está tan claro es que: En La FemDom entendida como Dominación Femenina tal cual, la mujer siente placer en someter a un hombre o mujer haciéndole sentir único y especial porque es capaz de complacerla. Esta FemDom sigue siendo algo muy minoritario y para unos pocos elegidos.
No es lo mismo elegir un destino, descubrirlo, saborearlo esperando que te sorprenda a ir a un Resort con todo pagado y sabiendo que a las 11 empieza las clases de bachata y a las 12 el Kink Boxing. Cada uno es libre de elegir, Yo prefiero correr ciertos riesgos y pensar que lo que vivo es único, especial e inimitable.

4 comentarios sobre “Resort FemDom

  1. Muy buenos y calurosos dias.
    En referencia al e-Mail recibido pensamos que desde el más profundo respeto a todas las opciones de vivir el femdom y también a las profesionales que han hecho del femdom su modo de vida queremos decir lo siguiente. No todo el mundo desea vivir este tipo de relación de una forma auténtica y como forma de vida. Unos se sienten atraídos y la única forma de vivirlo es solicitar los servicios de una profesional que al menos durante un tiempo previamente estipulado le va a hacer sentir y vivir su condición de sumiso/a; otros, por el deseo de vivir otras formas de.relación acudiendo a las profesionales; otros por simple fetichismo de todo lo que rodea el femdom, sin más. Por ello nuestro más profundo respeto por Ellas.
    En cuanto al tema de los sentimientos se hace necesaria la existencia de una RELACIÓN plena entre ambos. No podemos aspirar a que las profesionales tengan esos sentimientos con sus clientes. Es simplemente un trabajo, su trabajo y como tal lo intentan realizar lo mejor posible. Pueden hacerles ver su placer, su excitación, como medio de que su cliente lo viva lo mejor posible y quede satisfecho.
    Por tanto y como en cualquier relación que se precie de serlo han de existir unos vínculos de comunicación, de atracción, de deseo de entrega, de sinceridad, de respeto etc que permitan al sumiso confiar en Ella para entregarse de forma total y al Ama para aceptarlo y quererlo como de su propiedad. A partir de aquí todo fluirá entre ambos. Las distintas prácticas a realizar, las formas de trato entre ambos, la consecución de unos objetivos etc. serán propuestos y alcanzados por ambos con el avance de la relación.
    Para nosotros el binomio ENTREGA/ACEPTACIÓN del sumiso y el Ama es la base del Femdom. El sumiso obedece, se ofrece, se entrega, vive y siente a través de su Ama. Es el Ama la que dirige, controla, dispone, acomoda y moldea al sumiso para su disfrute y aprovechamiento personal.
    Ojalá lleguemos al día en que la hipocresía social y los condicionamientos desaparezcan para permitirnos vivir de una forma acorde a nuestros deseos, sin más. Muchos traumas, mentiras e infelicidades dejarían de atormentarnos.
    SEÑORA y jm{SEÑORA}

    Le gusta a 1 persona

    1. La sociedad no está preparada porque bajo las siglas del BDSM se puede esconder casi de todo y no todo es sano. Una cosa es ver una peli o fantasear con algo porno y otra que eso que da morbo en un momento dado sea aceptable como para convivir con eso. De puertas para adentro tenemos la libertad de sentirnos como mejor nos vaya si coincidimos con alguien que nos entienda. Sacar al BDSM de la oscuridad de los sótanos no sé si está viniendo bien puesto que ahora hay más gente que mira y prueba no de forma sensata. También es cierto que hay más información y al haber más información se evitan males mayores. Todo tiene sus pros y sus contra.
      Quien quiere vivir esto necesita grandes dosis de suerte para encontrar y paciencia y ganas para mantener. Todo lo contrario de lo que nos lleva esta sociedad: consumir rápido y probar mientras más mejor.
      Saludos y gracias por seguir colaborando conmigo. Mis respetos SEÑORA

      Me gusta

  2. Buenas tardes , Señora
    Se dice que quien escribe, escribe para ser leído. Me gustaría hacer algún comentario sobre su escrito .
    Usted plantea la FemDom como el amor puro donde 2 personas son complementarias . Lamentablemente no todo el mundo puede tener esa fortuna .
    Si uno se fija en los comportamientos de la sociedad se da cuenta de que desde hace unos años la gente busca cada vez emociones más fuertes. Hace años empezaron con tipos que se ponían delante de máquinas lanzapelotas de tenis para que les golpearan en sus partes nobles, o te tiras de un puente , o te pones a correr 100 kilómetros porque a otro le parece una gran experiencia.
    Posiblemente el mundo del BDSM se vea afectado por lo mismo . Mucha gente que ha visto , leído , oído y quiere probar . En eso le doy la razón cuando lo compara con un parque de atracciones de emociones fuertes
    Reconozcamos que la estética kink es muy poderosa y que la gama de fetiches es muy amplia .
    Normalmente , cuando alguien acude a una profesional ya se ha informado antes sobre sus “especialidades “ . Esto es como ir al japo y pedir una morcilla de Burgos . Es el sumiso el que en un primer momento escoge a “su Ama “
    De alguna manera, la profesional ya sabe por dónde van las preferencias . También debe saber que como se pase de unos límites va a perder al cliente. Ahí está el meollo del asunto , tener el poder para aplicarlo sin que la otra parte tenga la impresión de que se ha ido demasiado lejos . Quizás el trabajo más difícil sea sorprender en cada sesión . Eso es imposible y no es deseable. Es bueno tener sesiones buenas y sesiones malas. De lo malo siempre se aprende .
    Personalmente, yo veo la dominación profesional como una visita al médico : uno va con unos síntomas y la doctora decide el tratamiento .
    Hay muchos enfermos que creen que las enfermeras visten y actúan como en las pelis porno
    Otros acuden a urgencias por un resfriado y otros acuden a su especialista teniendo toda la confianza .
    Una de las cosas más lamentables es leer comentarios en foros sobre gente que contrata servicios BDSM . Ahí se ve claramente quién tiene el poder ( dóminas que a los 2 minutos están en la bañera, gente que opina que los tributos son carísimos , gente que dice que no son complacientes …)
    Paso vergüenza leyendo según qué cosas y entiendo perfectamente que haya dedicado un escrito a explicar cómo se ven las cosas como mujer y como Dómina
    Dejo el “Guerra y Paz” . Espero poder haber aportado algo
    Gracias por el escrito

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas noches. Me ha parecido muy interesante lo que me escribes. Efectivamente hablo de FemDom desde mi punto de vista y de lo que vivo. Al no ser profesional lógicamente no me veo en la problemática de tener que sorprender al sumiso, estimularle y no cansarle. Sinceramente me parece un trabajo difícil y poco asequible a pesar de lo que parece. No es la primera vez que escribo que respeto profundamente a algunas profesionales y tampoco es la primera que escribo que para mí no todas las que tienen anuncios por las distintas páginas lo son. No está al alcance de todo el mundo el talento para la Dominación y la formación necesaria para llegar a tener un nombre y un prestigio dentro de la FemDom profesional. Sé lo difícil que es y por eso me tomo la molestia de separarlas de esa caterva de perfiles que buscan hacer el agosto sin ningún escrúpulo ni respeto hacia las personas que esto nos lo tomamos en serio.
      Hay mucho curioso y es normal. Hay muchos que miran y no participan. Hay muchos kinks. Todo esto me parece estupendo, por supuesto. Yo únicamente trato de delimitar en lo que a mi parecer entra o no entra, es o no es la FemDom. A mi juicio. Teniendo en cuenta que ni soy la que más sabe ni la que más ha vivido.
      Escribo lo que a mi me hubiera gustado leer cuando hace años empecé a buscar información para entenderme.
      Un saludo y gracias por tu aportación.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s