“Mi fantasía es ser sometido por mi pareja”.


Continuando con la entrada anterior, no es frecuente, pero hay algunos hombres que se definen como sumisos que desean ser Dominados por sus parejas, que preferirían vivir la Femdom en su propio hogar, con su mujer y poder desarrollar su deseo en la intimidad de sus casas. Muchos hombres solteros sin pareja tienen como fantasía ser el 24/7 de su pareja. Ambas cosas son complicadas. Si conseguir una relación D/s donde se llegue a una relación de amor y pareja es arduo, aún me parece más difícil obtenerla dentro de una pareja vainilla que evolucione a una de Dominación.

Esta reflexión ha surgido por el mail dejado por un sumiso, M., que os añado a continuación:

Permítame presentarme. Me llamo M soy de …, 38 años y desde hace dos años digamos que sumiso de mi mujer, mi señora.
Y digo digamos, valga la redundancia, porque no terminamos de despegar. Yo siento que cada día crece mas y mas la necesidad de sentirme dominado, de ser sumiso, de complacer, de satisfacer, de sentirme usado. Pero mi mujer como que le cuesta muchísimo, se que se esfuerza, que lo hace por mi pero ella no tiene alma de domina y yo eso lo noto.
La amo con locura, cada poro de su piel, y no se como aplacar esta oleada que me sale de mi interior.
Realmente no se ni porque se lo cuento, usted no me conoce de nada y yo le cuento mis penas. Lo siento pero necesitaba expresarme.
Muchísimas gracias por su tiempo y por dejarme desahogarme. Perdoneme.

Cualquier palabra que venga de usted será agradecida.

Cada pareja es un mundo y no todas las mujeres llevamos una Dominante dentro, ni cada hombre que desea ser sometido tiene la paciencia para ser sumiso y esperar respuestas de su pareja, esperar el tiempo necesario para ver en ella un cambio satisfactorio para ambos, en el caso de que lo intenten como es el objeto de esta entrada.

Muchos sumisos acaban buscando fuera lo que no encuentran dentro. Ese puede ser el camino más fácil y eficaz, que Yo respeto y, sin embargo, algunos no desean verse sometidos por mujeres ajenas, bien porque su amor y lealtad hacia sus mujeres tenga mucho peso, bien porque ser sometidos fuera sea un riesgo para ellos no asumible, bien porque no encuentren Ama fuera.

Sincerarse con una mujer Dominante es relativamente fácil para un sumiso. Si la Dómina tiene tiempo y les escucha, ellos, por lo general, suelen no tener problemas en expresar cómo se sienten, cuánto desean ser dominados, cuánto sufren por no encontrar a un Ama, con qué prácticas fantasean o qué han probado. Qué desean probar o cómo necesitan sentirse esclavos de un Ama. No tienen demasiado problema en confesar aspectos muy íntimos de una forma que podría resultar sorprendente para alguien que no estuviera en este mundo del BDSM. Sé que se puede pensar que tras una pantalla todo es confesable pero ellos delante de un Ama se sienten liberados y se expresan sin tapujos.

Si sincerarse con alguien de este mundo estando en él es relativamente fácil, otro tema es abordar la cuestión con su pareja y esa sinceridad tan importante y tan necesaria se vuelve extremadamente complicada y espinosa. ¿Realmente llegan a alcanzar ese nivel de sinceridad que llegan a alcanzar con Nosotras? Imagino que a la mayoría les costará un esfuerzo inmenso poder expresarse con libertad y esto sólo será posible si su pareja les escucha sin juzgar. Esto es muy complicado, especialmente si llevan años de relación. Mucho nos pesan los prejuicios y más si nos encontramos con fantasía sexuales en nuestro compañero que podemos no entender o  respetar.

Son varios los problemas que Yo veo que se plantean aunque seguramente se me escapen otros. Comencemos por lo más básico: a la mujer puede ser que no le excite lo más mínimo las prácticas FEMDOM no sólo porque no sean Amas o puedan ser sumisas sino que siendo vainillas no les excite llevar la iniciativa en el sexo más que en algún juego puntual. O no le ponga tener que “soportar” toda la responsabilidad de los juegos sexuales porque de esa forma no se pueden desinhibir y parece que se tiene que estar todo el tiempo alerta. Les carga tener que decidir continuamente qué se hace o no. O que una vez iniciado un juego se salga del rol porque no sienta lo suficiente y la pareja/sumiso lo perciba y pueda salirse, a su vez, provocándole vergüenza. Los problemas, como se puede ver, son muchos.

A algunas personas “ver” a su pareja en determinadas actitudes sumisas pueden hacerle perder el respeto hacia ella y luego les resulta complicado seguir compartiendo el día a día con todas sus dificultades. Qué importante es entender que determinadas actitudes sexuales no deben condicionar nuestra visión global de una persona. Que todo el mundo es mucho más que la parcela que implique aspectos referentes a su sexualidad. Reflexionar sobre esto es un buen trabajo personal y de relación con el otro. Quizás a muchas mujeres ver al padre de sus hijos anhelando verse vestido como chacha y siendo tratado como puta les suponga un conflicto y les resulte intolerable de aceptar. Entender que eso es un rol y que luego esa persona, una vez satisfecho ese rol es tan capaz, tan digna, eficaz, etc., tan “normal” como cualquier otra es algo fundamental que se debe tener en cuenta. Intentar buscar el porqué se es así como si de una tara se tratara es un error. Es muy probable que ni la psiquiatría ni la psicología acoten exactamente jamás el motivo de las sexualidades divergentes, así que convendría escuchar y aceptar que cada persona tiene una sexualidad particular y que si no vulnera derechos de otros es respetable. Aceptar a una persona con su sexualidad abre una relación a un nivel de conocimiento mutuo que va más allá de lo convencionalmente estipulado. Yo lo veo fuente de enriquecimiento, de comprensión, aceptación y de generosidad por parte de quien hace el esfuerzo de contarlo y de quien lo escucha.

Aceptarse como sumiso no siempre es fácil. Es dar una vuelta de tuerca a la sexualidad convencional en donde el hombre asume llevar las riendas cuando a muchos de ellos se confiesan en secreto que prefieren satisfacer a la mujer, dejarle a ella las decisiones “de alcoba”, descargar esa responsabilidad de medirse por cederse, postergar su deseo por el de ella, priorizar el placer de ella al suyo. Esto es algo que fui oyendo en bastantes hombres a lo largo de mi vida. No digo que fueran sumisos, sino que no es tan extraño que en muchísimos hombres se den actitudes que podemos asimilar a comportamientos sumisos dentro del BDSM. Y esto no nos extraña, sino que lo valoramos cuando lo encontramos en nuestra pareja. Así que si pudiéramos ver que un sumiso es alguien que va más allá dentro de ese camino de satisfacer al otro, quizás algunos de nuestros prejuicios se relajaran.

 

Continuará…

 

15 comentarios sobre ““Mi fantasía es ser sometido por mi pareja”.

  1. Muy buenos días y mejor semana. En primer lugar decir que “chapó” por haberse atrevido a confesar sus deseos y condición a su pareja. Sin embargo y como Usted muy bien dice no se puede vivir una relación D/s si la pareja no disfruta y siente el fundamento de la misma. Es algo que se lleva dentro y en un momento determinado aflora. Pero no descartamos que a partir de esa comuncación sincera entre ambos pudiera surgir la misma. Creemos que además de la comunicación sincera se ha de tener una mente abierta, desprovista de condicionamientos de cualquier tipo y como en otras facetas de la vida si se está predispuesto a conocer y experimentar nuevas formas de amarse. En general las personas se echan las manos a la cabeza y tachan a quien lo hace de…… pero hay que pensar que las formas de amarse una pareja forman parte de su intimidad, de su privacidad y como todo lo que pertenece a la pareja no se publica ni se cuenta a los demás.
    Las personas que así lo sienten y entienden no ven menos hombre al sumiso simplemente lo hacen suyo, lo aman, lo cuidan, lo respetan y por ser consensuado se sirven de él: SE AMAN.

    SEÑORA y jm{SEÑORA}

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas tardes y me disculpo por la tardanza en contestar. Hay tantas formas de amarse que es absurdo considerar que sólo hay una forma. Si los convencionalismos nos ahogan hay que tener la valentía de vivir otra vida más adecuada a lo que se desea. Sé que cada persona tiene sus propios condicionantes y hay personas que aun sintiéndose sumisos o Dominantes pueden vivir sin conflicto una vida con una sexualidad más estándar o con una forma de relación más normalizada o tradicional. Lógicamente esto es magnífico. Las otras personas que no pueden o no lo desean deben buscar qué camino es mejor para ellos y una de esas opciones es proponerlo a la pareja. Me parece valiente, la verdad, valiente y honesto.
      Un saludo y espero que ambos esteis bien. Gracias, como siempre, por vuestro comentario.

      Me gusta

    2. Ciertamente al hilo de todos estos comentarios he de unir otra voz a todo este coro insatisfecho “per se”.
      Es fàcil tener relaciones femdome, es dificil que esa relación sea de pareja.
      También ocurre a la inversa, la mujer que desea ser sometida y no tiene esa libertad de pensamiento en la sacro santa casa de matrimonio.
      Sigo a la espera de AMA,…. Cuesta tanto!!!.

      Le gusta a 1 persona

      1. Por lo que se ve y se lee no parece fácil ni siquiera tener una relación FemDom sin llegar a ser pareja. De todas formas Yo siempre animo a que se tenga paciencia. Un saludo y gracias por dejar tu comentario.

        Me gusta

  2. Escribo, quizás sobretodo, para animar a ese sumiso que te envió el email y mencionas en el artículo, tengo 45 años, sé lo que soy desde hace muchos años, pero siempre tuve miedo y nunca tuve una comunidad en la que poder expresarme… Soy Sumiso, tengo 25 años de casado con 2 hijos adolescentes, y desde poco más de 1 año tengo una relación DS, la primera… Soy esclavo de mi esposa, es nuestra relación 24/7, y día a día la vamos construyendo y alimentando porque no es fácil, pero somos muy felices. Ella se ha reconocido como Dominante y eso le ha permitido encontrar el equilibrio que le estaba haciendo falta en su vida, y en consecuencia en nuestra vida, y yo puedo decir que soy más libre que nunca. Es un mundo que no conocía y que no puedo negar que Gray y su saga me hizo más fácil presentar. No se como muchos se imaginan una 24/7, para nosotros ha sido natural reconocer que somos personas, con gustos que para algunos pueden ser particulares, pero personas al fin, con nuestros días buenos y malos, enfermamos, nos enfadamos, nos estresamos, paseamos, trabajamos, hacemos de padres, limpiamos, cocinamos y etc, etc, etc… no podemos estar en una mazmorra todo el día, todos los días, sí tenemos nuestras sesiones y Mi Bella incluye nuevas normas y formas de seguir adelante con nuestro día a día, llevo siempre mi collar y ella la llave, también llevo a diario mis grilletes de paseo con la inscripción que indica que soy Esclavo de Bella, luego están también los grilletes para casa, tampoco para llevar permanente, como mencioné tenemos 2 hijos, son conscientes del cambio de roles, del cambio en nuestra relación con las correspondientes etiquetas (Dominante, Sumiso, Esclavo, Bdsm…) pero todo debe llevar su tiempo de adaptación y vamos poco a poco, no queremos asustar a su círculo social, hay que tener en cuenta que tenemos un impacto en su vida. En resumen, creemos que sí es posible, seguramente tienen que coincidir muchos factores, nosotros nos amamos, hoy en día estamos convencidos que nuestras esencias se reconocieron, tenemos 25 años de feliz relación y convivencia, por lo que tenemos una base que consideramos sólida para el cambio que hemos iniciado, y quizás por eso todo vaya tan bien, claro está que no sin obstáculos y que por momentos nos pueda la ansiedad porque quisiéramos más pero como he dicho, sabemos que es un proceso y vamos paso a paso, estamos construyendo el resto de nuestra vida y deseamos otros 25 años de felicidad.
    Gracias por leer estas líneas y un saludo a todos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Me gustó mucho tu intervención. Gracias por el tiempo que te has tomado en escribirla, creo que entre los que vivimos la FEMDOM real podemos llegar a construir una imagen bastante más positiva que lo que se aparenta por las redes. Os conocí y da gusto veros juntos. Un saludo y mis respetos a Bella.

      Le gusta a 1 persona

  3. Un gran saludo para todos, soy “Bella” y la verdad me hace muy feliz coincidir en pensamiento y filosofía de vida con ustedes. Pues, desde mi punto de vista Femdom “real”, no tiene nada que ver con lo que vemos comercialmente. Solo quiero animaros a que no sintáis miedo de reconocer quien sois, no se és menos hombre al aceptar la entrega y voluntad ante una “Ama”…especialmente, si con ella tienes alguna conexión emocional ( no tiene que ser necesariamente así), pero si la tienes, ese tránsito es mucho más fluido.Además una verdadera Ama , respeta y protege a su esclavo, pues este, es su mayor tesoro. Nos hacéis felices y plenas, no lo dudéis nunca!!! Gracias a esa conexión ,es que hemos abrazado el 24/7 y la verdad es emocionante, muy divertido, pero sobretodo “apasionante”. De hecho, hace unos días dimos un pasito más; le he regalado por su cumple “mi marca”, con un tatuaje muy personal… Desde aquí, deseo expresar mi respeto y mi agradecimiento a “mi amado”, por ser tan especial y único. Gracias scheherezadedom por este blog maravilloso, donde todos podemos compartir y expresarnos y aprender también de tu experiencia.
    Un abrazo para todos y en especial un “zas” para mí amado👸🐕💞

    Le gusta a 2 personas

      1. Solo tengo palabras para agradecer por este blog…….me confirmas mis más profundas emociones y deseos….mi sueno íntimo es ser dominado…creo que nací para serlo……ahora entiendo todo…entiendo mi postura frente a mi esposa.. entiendo cómo estar de rodillas frente a ella es mi esencia….. Lamentablemente ella no es ama…..tiene en su corazón el amor “igualitario”. Debo buscar por fuera como poder volar a este sueno que quiero cumplir…hoy tengo la certeza que nací para ser dominado…. Es asi

        Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias a Ud Señora y a su esclavo , tanto como a Scheherezadedom por sus acertadas opiniones sobre las relaciones femdom , yo soy esclavo de mi mujer desde hace muchos años y siempre hemos disfrutado de estas relaciones tan maravillosas ,espero podamos todos seguir disfrutando de ellas y que estos articulos sirvan a otras parejas para introducirse en este estilo de vida , reciban un afectuoso saludo y mis mejores deseos para Uds cucharin

      Le gusta a 1 persona

  4. Yo sí animaría a los sumisos con pareja en principio vainilla a simplemente ser ellos mismos con ellas.

    Mi experiencia ha sido muy positiva. Yo me casé con una chica vainilla, incluso con cierta inclinación a la sumisión en la cama, derivada de alguna pareja anterior.

    Sí que supe ver una faceta egoistilla en mi mujer aún cuando ella era mi novia: pareciendo y siendo más bien lo contrario: generosa, igualitaria, no mandona y adaptable … sí vi que al final le gustaba salirse con la suya.

    Tuvimos unos años de relación entre noviazgo y casados igualitarios – aunque ella sabía desde novios que a mí me “ponía” el sentirme dominado- rara vez ella hizo nada por dominarme. Pero sí noté que en el fondo yo siempre hacía lo que ella quería, buscaba complacerla siempre, la última palabra siempre fue de ella … y eso le gustaba a ella.

    Incluso en las tareas domésticas, al trabajar yo desde casa, siempre tuve más peso y proporción y llegó un día en que a pesar de hacer yo quizás el 70% de todo, se quejaba de que tenía que ponerse a cocinar al llegar de trabajar.

    La tercera vez que se quejó le propuse (tras pensarlo yo muy bien internamente si estaba dispuesto a semejante cosa) encargarme yo de todo y que se convirtiera en mi Jefa, como un inocente juego. Se liberaba ella de todo y además la consideraba mi jefa y yo su empleado. Le dije que para estar más motivado introdujéramos en el juego que yo tuviera que mantenerme en castidad (sin jaula, simplemente yo tener prohibido masturbarme) …

    Pues ese fue el inicio de un camino que va teniendo éxito. Llevamos más de dos años, en los que prácticamente ella es mi Ama y yo su esclavo 24/7 y ella me ha expresado en más de una ocasión que ella querría que fuese así ya para toda la vida, que es una gran suerte para ella tener un marido así.

    Actualmente, por defecto yo hago todas las tareas de la casa, me encargo de los niños, cocino, barro, limpio, friego, plancho, ordeno, etc … y además, trabajo (sigo aportando dinero a la casa) y además obedezco cualquier cosa que me pide, me ordena, me encarga o simplemente desea en voz alta.

    Desde un tiempo a esta parte he empezado a pedirle permiso para cualquier cosa. Algo tan tonto como una salida en bici, se lo pido y le pregunto por cuánto tiempo. Incluso para besarla o abrazarla le pido permiso “¿te puedo dar un beso?” y veo que le encanta.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Me ha encantado! Qué maravilla leer este tipo de historias. En la realidad se puede vivir la sumisión masculina desde muchos ámbitos y si los dos os sentís a gusto, si os complementáis y os sentís unidos es la clave para seguir viviendo vuestra, nuestra, opción de vida. Relaciones de Dominación reales y sensatas. Coherentes con la vida que tenemos y que nos llenan. Muchísimas gracias por compartir vuestra experiencia. Te invito a que me la escribas un poco más extensa, o bien, la tomaré para una entrada. Este tipo de experiencias ayudan muchísimo. ScheherezadeDom

      Me gusta

      1. Me alegro que le guste y espero que le haya animado a él o a otros a profundizar en el camino de sumisión a sus mujeres.

        Nosotros ya hemos cumplido 3 años con el “juego”. El avance es paulatino, suave pero sigue sin pausa.
        En Foro de control de castidad, tengo un hilo en que voy narrando casi el día a día, sentimientos, cosas que hago, pensamientos; aunque en las entradas antiguas cribo y voy borrando algunas

        No hace muchos meses ella misma se autodefinió como “Mi Amita” (lo dijo en un contexto de “No soy tu Ama, soy … tu Amita”) pero para mí eso ya es un mundo.

        Hace mucho tiempo -tras el primer mes de sumisión- me dijo un “por mí que sea así para siempre” o cuando le he dicho que “no tengo remedio, que soy así, y que ésto se lo ofrezco para siempre” ella ha respondido “¡qué suerte!”

        Estos últimos meses en varias ocasiones me ha exigido cosas de las labores domésticas (“tienes que planchar ésto”, “no te olvides de desinfectar tal cosa”, “necesito tal prenda”, “acuérdate de poner la lavadora”)

        Es un giro nuevo, respecto a los dos años anteriores en que sólo me exigía o pedía cosas de servicio personal (tráeme ésto o lo otro, prepárame un colacao…etc..). Se ve que ya, de forma natural me ve como el criado, el que se ocupa de las cosas de la casa y ella se ve como mi jefa al respecto, es decir, que se ve con autoridad y derecho para exigirme que haga las labores domésticas y las haga a su gusto y conveniencia.

        En muy pocas ocasiones (porque procuro no dar pie a ello) se ha llegado a enfadar por algo que había olvidado hacer de la casa o de algún encargo de ella. Sólo el enfado y su decepción ya es castigo para mí (no me gusta verla enfadada)- Por otra parte comprendo que es un enorme avance que pueda sentir enfado por una mala calidad en mi servicio como criado doméstico o personal. Es algo que me encantaría que consolidase pues me gustaría que este tipo de relación entre nosotros no tuviera una vuelta atrás, que ella llegue un punto en que no conciba o tolere otro tipo de comportamiento hacia ella que no sea el de servirla y obedecerla.

        En lo sexual, mantengo mi castidad “por honor” sin jaula (actualmente llevo 147 días sin correrme y sin orgasmo por supuesto) No me lo exige ella, pero lo veo importante (quizás no imprescindible) para mantener fuertes mis ganas de servirla. Yo suelo decirle (sobre todo durante los encuentros sexuales) que llevo x días en castidad, que es para así servirla mejor y que “me tenga cada vez más loquito por ella”.

        Se ve que la cosa también va calando en ella. Como cuando en nuestros inicios yo tenía dificultades para excitarme sin mediar dominación (ya lo descubrimos cuando buscábamos hijos) para encontrarlos hicimos juegos de dominación,- que funcionaron bien- pero aquello no siguió en aquel primer momento y nuestro sexo pasó a ser el de yo darle un orgasmo a ella con la boca y/o sobre todo con las manos. En aquellos primeros momentos de nuestro matrimonio, como ella sabía que me gustaba, jugaba a dejarme a dos velas. No me dejaba masturbarme tras llegar ella y me decía “a dormir!” y así ha sido durante todo nuestro periodo vainilla (luego sí me dejaba masturbarme al día siguiente o cuando me diera la gana)

        Al empezar el juego de sumisión, me impuse la restricción de no masturbarme, que he cumplido durante periodos más o menos largos (el mayor fue un año y tres meses, con sólo dos arruinados entre medias y ya pasado el año) y como digo siempre le he dicho a ella que es importante para mí para que mi deseo hacia ella esté siempre al máximo (es verdad, la deseo aún más que de novios!) y mis ganas de servir no pierdan fuelle, o lo recuperen siempre rápido.

        Ella no toma píldora (ni nos ha gustado a los dos meter químicos en el cuerpo), y con el preservativo las veces que lo hemos intentado se me ha bajado. Así que se mantenía el sistema “cómodo” de los tocamientos.

        Sé que a ella la penetración también le gusta y hace unos meses aparte de los tocamientos, y de desnudarla a ella, me desnudé yo también. Y la penetré un poco (en cucharita y sin entrar profundo). No me corrí (eso estaba prohibidísimo, porque no queremos embarazo, por edad y por dos cesáreas no nos atrevemos) pero esa noche fue un poco loca y bueno, nos arriesgamos. Ella llegó genial. Desde esa noche me he estado desnudando y o bien casi penetrando o bien metiendo la puntita. Pero siempre el “pero”. Ella no se fía porque me puedo correr dentro. Sobre el preseminal no hay problema porque mi castidad hace que no queden espermatozoides en la uretra perdidos supervivientes de pajas anteriores que pueda arrastras ese preseminal. Pero no se fía de que de pronto la famosa escopeta de feria del marcha atrás falle. En realidad yo tardo eones en correrme. Esa es nuestra experiencia. Salvo que haga muy muy explícito que soy su esclavo en ese momento, lo que provocaría mi eyaculación en cero coma, puedo tirarme decenas de minutos bombeando sin correrme. Y ella en cambio llega muy rápido, así que el peligro yo lo veo bajo. Pero ella no lo ve así. Pues bien:

        Las últimas dos veces que hemos hecho algo en la cama, cuando le he pedido permiso para quitarme la ropa de abajo … me lo ha denegado. Me llegó a decir expresamente “Yo sí puedo ….(…) … pero TÚ NO”

        Me temo que va a pasar mucho tiempo hasta que me deje sentir mi pene desnudo rozar tan sólo su piel. Me toca como antaño, con mi pijama y calzoncillo puesto. En la primera de éstas me cogió el pene duro por encima de la ropa mientras la llevaba al orgasmo.

        Es la primera vez que parte de ella una iniciativa de DENEGACIÓN. No ya del orgasmo, que en principio, no me lo prohibiría, sino de CONTACTO “yo sí puedo, tú no”

        Queda mucho que avanzar (si ella quiere) en ese camino: Que me prohíba expresamente la masturbación y el orgasmo, y que me imponga una jaula de castidad para asegurarse. Pero puede llegar!

        Y así estamos

        Le gusta a 1 persona

  5. Hola. me considero una persona de mente abierta, estuve hablando con mi novio y el quiere ser dominado lo cual está bien conmigo, no encuentro ningún problema en eso, pero me envío un video indicándome lo que le gustaría hacer. En el video esta una mujer dominado a un hombre, haciéndole que le de sexo oral o otros hombres, y al final ella usa un strap on dildo y le pide a el que se siente en el dildo que ella esta usando. No tengo problemas con que un hombre use un dildo, creo que el masaje de próstata es muy placentero para los hombres. Lo que me tiene con dudas es el que el quiere que yo le obligue a dar sexo oral a otro hombre. Ahora pienso que el es bisexual, pero como digo anteriormente soy de mente abierta, el me podría decir eso y seria más fácil para mi entender su actitud. Pero tengo dudas, que opinan?. Les agradesco de antemano sus comentarios.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas tardes. Yo creo que lo más fácil y lógico es que ese tema quede aclarado. Él lo puede aclarar mucho mejor que Yo que no le conozco. Puede ser bisexual claramente o fantasear con un tipo de práctica relativamente frecuente dentro del BDSM como es la bisexualidad forzada. Forzada relativamente, claro, como todo en el BDSM en donde donde está acordado. Puede, por tanto, ser una fantasía “ser obligado” con comillas o sin comillas dependiendo de sus límites y sus deseos satisfacer a otro/s hombres si con ello siente que satisface un deseo de su Ama. Así que os invito a aclarar ese tema y de esa manera os sintáis cómodos para comunicar vuestras fantasías, algo extraordinariamente importante a la hora de construir una relación de D/s. Un saludo y mucha suerte. ScheherezadeDom

      Me gusta

Responder a cucharin Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s