El 24/7, tal día como hoy, una celebración

El tan traído y llevado 24/7 es una fantasía, un símbolo y una celebración, aparte de un pretexto para que Yo escriba unas letras.

Recuerdo cuando empecé que me hizo gracia que eso que para muchos era una aspiración, vivir la D/s 24 horas, 7 días a la semana, sirviera, además, como efeméride. El día en el que la subcultura o la cultura del BDSM celebra su día. Se organizan fiestas, bastantes, se publicitan por las redes adecuadas, nosotros mismo nos felicitamos en las redes también mientras la mayoría, y Yo me pongo la primera, seguimos ocultos como las ratas.

Estamos en un momento social en que vemos movimientos de todos los colores, defensas voceadas de cualquier tipo de orientación sexual, de relaciones amorosas, identidad de género, preferencia sexual, etc. Se pide, se reclama, se exige RESPETO. Vemos que luchan, que reivindican, algunos se muestran, dan la cara. Tienen su día, salen en carrozas, provocan para hacerse notar, para que se les mire, para demostrar que no sienten vergüenza de lo que son, de como son y de lo que desean ser: libres. Libres para vivir como quieran, para SER.

¿Y Nosotros? Nosotros ocultos, calladitos, de tapadillo. De toda la comunidad bedesemera que se muestren serán, Yo creo que (ojo que Yo con las estadísticas soy pésima), un 20% de toda esta gente que formamos parte del BDSM. Si analizamos, pocos, muy pocos son Dominantes o Amos, algunas sumisas, sumisos los que menos ¿dos o tres? y las que dan la cara son la Dóminas Profesionales.

¿Por qué no nos mostramos? A mi juicio porque creo que la sociedad no está preparada para asumir nuestra sexualidad, por mucho que en la fantasía de la mayoría de las personas estén integradas las actividades Sadomasoquistas e incluso realicen algunas de ellas, seguimos siendo consideradas personas con problemas, problemas mentales, taras, traumas a las que mejor mantener lejos. Tenemos un estigma, somos los “raritos”. Y si ya hablamos de FEMDOM…

A ver, que tampoco se trata de ir haciendo de nuestra vida una performance, que a veces podría apetecer, la verdad; pero de ahí a que uno cuide con sumo esmero su privacidad y su anonimato hasta casi lo patológico hay un abismo. Cuánto miedo hay a ir a un evento BDSM y que alguien nos conozca, o que dé la casualidad que te enteras que alguien a quien tú conoces vio en una fiesta a un vecino tuyo, por poner ejemplos sencillos. Mucha gente viviendo una doble vida.

¿Por qué tan poco respeto en las entrevistas que escucho o veo? ¿Por qué algunas sólo subrayan los aspectos más escabrosos? ¿Por qué a veces parecemos fenómenos de las ferias antiguas a las que se iba a mirar para burlarse?

Sé que la sociedad va evolucionando, que cosas que antes eran inimaginables que se aceptaran ahora lo hacen, sí. Y por todo se paga un precio. El precio que está pagando el BDSM por empezar a mostrarse ante el público es la TRIVIALIZACIÓN. Un error.

Así que, me pueden decir, con todo la lógica del mundo, ¿en qué quedamos? ¿mejor salir del armario o mejor no? Como siempre es una respuesta individual. Ustedes qué creen.

 

 

4 comentarios sobre “El 24/7, tal día como hoy, una celebración

  1. Buenas,calurosas y veraniegas noches de este verano . La sexualidad y las formas de disfrutarla y desarrollarla forma parte, a nuestro juicio, de nuestra intimidad y de nuestra privacidad. De igual modo que nadie va publicitando como es su relación (hetero, bi, gay) tampoco nosotros lo vamos a hacer. De la misma forma que nosotros no vamos contando nuestra vida a nadie como hoy día se lleva mediante las redes sociales que permiten conocer hasta dónde has estado hace un minuto, con quien y como lo has pasado.
    Vivimos en una sociedad muy de estar opinando sobre los demás, muy chismosa, muy “chafardera” que sin darse cuenta de “la piedra que tiene en su ojo” se permite opinar y criticar (sobre la paja en el ojo ajeno”. Somos unos inocentes si decimos “a mi los demás y lo que opinen no me importa” puesto que los que vivimos una relación femdom tenemos unos compañeros de trabajo, una familia, unos hijos, unos amigos etc y sabemos que todos somos diferentes en la forma de pensar y eso hay que sopesarlo. Para nosotros vivir nuestra relación femdom no es vivirla de una forma “capada” por tener familia, hijos, etc. y por no publicitarla. La vivimos plena en nuestro día a día. Por su puesto yo no voy todo el día con el collar y la cadena tirado por mi Ama ni Ella va todo el día con el látigo ni tratándome de una forma despreciativa y humillante.
    Vivir una relación femdom es algo, perdón es mucho más que unas prácticas en un momento determinado, es una forma de vivir, es un sentimiento mutuo y en definitiva es un amor exacerbado y mutuo.
    Vivamos en nuestra intimidad como queramos y sin más publicidad.
    Un abrazo muy “caluroso”de Ella y yo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenos días. Quizás no me debí explicar con la corrección adecuada. No pretendo que salgamos a la plaza del pueblo a dar pelos y señales de nuestra sexualidad, de lo que hacemos o no. Pero tampoco lo hacen los gays, por poner un ejemplo. No dan explicaciones de su vida sexual sino que “sencillamente” no ocultan su orientación sexual, la gran mayoría que otros sí lo hacen. Que nadie venga a mirarme raro por decir soy Ama y eso pertenece a mi ámbito privado. No afecta a mi juicio a la hora de trabajar ni de relacionarme con las personas que me rodean. Porque creo que si alguien supiera es probable que me perjudicara. Un saludo y gracias. Perdón por tardar en contestar. Disfruten del verano.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s