La condescendencia de los Doms

 

Cuando comencé en el Bdsm los primeros que me hablaron y resolvieron las dudas fueron los Dominantes. Mientras los sumisos me “asaltaban”, las Dóminas me ignoraban, fueron Ellos los que en numerosas ocasiones me escucharon. Hace tiempo que dejé atrás la inocencia y era consciente que bastantes de Ellos me sondeaban a ver si por casualidad me hacía switch. Yo imaginaba que fantaseaban con hacerme sumisa o directamente me lo planteaban mientras conversábamos sobre Bdsm y cuando se pasaban de la raya les frenaba en seco y se rebotaban. Jamás he dado esperanzas ni a sumisos ni a Doms, lo que ellos se monten en la cabeza es cosa suya, no Mía. Ellos tenían claro su objetivo, Yo también.

De esa época conservo algunos muy buenos amigos Dominantes que siempre me respetaron y me animaron en los momentos de bajón o incertidumbre. Me apoyaron y confiaron en mi capacidad para aprender y desenvolverme en este mundo. A Ellos les estoy agradecida.

Entonces ¿cuál es la razón del título de la entrada? Si bien mis mejores amigos llegaron a ser Ellos, hay una enorme cantidad de hombres que se dicen Dominantes que no tienen ni idea de protocolo ni de cómo tratar a una Dominante. Para qué hablar del trato que dispensan a los sumisos. Destilan condescendencia y machismo retrógrado que a estas alturas de mi vida me resulta insufrible e intolerable. No ya como Dómina sino como Mujer.

Me ocurre a menudo que al asomarme a un chat colectivo y saludar con educación Algunos me saludan de señorita. Les digo “Señora” e invariablemente la siguiente chanza… “encima que la halago hay que ver cómo se pone” (el laísmo no es mío).

PROTOCOLO Y EDUCACIÓN. Esas son las bases del Bdsm. A mi juicio ese trato es despectivo. ¿Por qué he de considerar que eso es un halago? ¿Porque estoy próxima a cumplir los 50? Yo me siento muy a gusto con mi edad. Me la he ganado, trabajado y currado. No necesito que me digan señorita para subirme la autoestima. Ya gozo de ella. Me siento orgullosa de ser una Señora de pies a cabeza tanto por mi edad como por mi rol de Dominante.

El protocolo también me lo he ganado. Trato de Señora y de Ud a bastantes Dóminas y Ellas pueden dar fe de ello, al igual que Ellas me tratan a mí. Insisto. Protocolo. Estamos en el Bdsm. Somos Dóminas y nos reconocemos entre Nosotras con respeto. ¿Por qué no voy a exigir a un Dominante el mismo Trato? ¿Por ser hombre? Creo que tratar con condescendencia no es respetar, sino sojuzgar.

Siempre hablamos de los verdaderos sumisos, los verdaderos Dominantes, y me incluyo, nos tratamos con el mismo respeto y protocolo. Cuando ya empieza a haber amistad pasamos al tuteo. Recuerdo una conversación con un sumiso muy afectado porque le dije que me llamara de Ud. “Seguro que a los Dominantes no le exiges eso”. A un verdadero Dominante no hace falta exigirle eso. Porque entiende de sobra el decoro del procedimiento.

Al igual que he pedido permiso a un Ama amiga mía para hablar con su marido, su sumiso, amigo también para que no haya equívocos ni malos entendidos, no me duelen prendas de mantener el debido protocolo correspondiente.

Muchos enarbolan el hecho de que ante todo somos personas. Por supuesto. Eso yo también lo defiendo a rajatabla. Somos personas que transitamos por un camino que es el Bdsm. Con sus normas, sus reglas y su protocolo. No todo vale, ni mucho menos. Por eso el hecho de que hay que leer. Informarse. Aprender y comprender porque el Bdsm no es fácil. No es pegar cuatro tortas y poner unas esposas. No es machismo ni Ginarquía. El Bdsm es un mundo paralelo con sus propias reglas. Hay que conocerlas para poder respetarlas y no incurrir en desatinos y disparates.

Y si yo exijo respeto y te molesta, o le molesta, no hables/hable conmigo.

25 comentarios sobre “La condescendencia de los Doms

      1. Dama de la tela silenciosa,
        dueña de las almas inquietas,
        soberana de alegrías inmediatas,
        muñidora de placeres infinitos,
        Reina de mis sueños, entre otros,
        atrape mis silencios, se lo ruego,
        solo su dulzura, saciará mis deseos…

        Le gusta a 1 persona

  1. Esculpí un colchón de agua
    en medio del océano,
    construido con sus sueños,
    nunca fue balsa de náufrago.
    Solo importaron dos cosas;
    que fuera largo, muy largo
    y que por mas que quisiera
    no lo abarcaran sus manos.
    Dibujé un cielo estrellado,
    para acariciar sus ojos
    cuando se está despertando
    y así observar su sonrisa
    y arrumbar sus sueños malos,
    para blindar, siempre, su lecho
    de cualquier fatal presagio,
    duerma feliz, dueña mia
    nunca tenga sobresaltos…

    Le gusta a 1 persona

      1. Musa de los atardeceres
        interminables,
        Soberana de la belleza
        de las cosas,
        cuando a sus pies me postro
        la veo, cada vez, más hermosa.
        Reina de todos los colores,
        mano de todos los azotes,
        agita siempre en mi estómago
        un millón de mariposas…

        Le gusta a 1 persona

  2. La sombra de un sueño
    nunca tuvo dueño.
    Ni supo si existió
    ni cual fue su comienzo.
    La sombra de lo que quiero
    no es la de lo que ya fui,
    ni la de donde vengo.
    La sombra que da la luna
    riela entre mis recuerdos,
    alumbrando noche y día
    mis charlas y sus paseos.
    Y cuando sueño su sombra
    me asombra que sea un sueño

    Le gusta a 1 persona

  3. INTUICIÓN DE SCHEHEREZADE

    Señora de las tardes calurosas,
    reina de todas las sombras,
    regala vidas a esclavos
    que murmuran a su paso,
    la admiración que provoca
    con su naturalidad de diosa.
    Hace que parezca sencillo
    caminar por una senda, la suya,
    que yo intuyo sinuosa…

    Le gusta a 1 persona

  4. Tarde de 1001 noches

    Esta la tarde, Señora,
    para diluirse en ella,
    serena, suave, silenciosa,
    subyugante,
    sádica en cierta manera,
    sublime, suntuosa, sincera.
    Calida y matadora,
    esta la tarde tras su estela.

    Le gusta a 1 persona

  5. A las puertas del paraiso
    el ruido de los colores
    me hizo darme la vuelta
    para llamar a su puerta
    y enredarme entre las flores
    que riega por la mañana,
    que,mientras riegue mi alma,
    el paraiso es la mano
    con la que vierte Vd.el agua…

    Le gusta a 1 persona

  6. Esperamos y deseamos que en unas fiestas como estas nadie se las enturbie y mucho menos que lo hagan aquellos que no saben cómo dirigirse y tratar a alguien como usted que ante todo merece un respeto como persona.
    Vivamos nuestra vida respetando todas las demás pero haciendo y exigiendo que se nos respete.
    Un saludo muy afectuoso de mi Ama y mio.

    Le gusta a 1 persona

    1. El derecho al respeto y a la educación debería ser innato en el ser humano pero no lo es. Así que a quien no se comporta con las formas de cortesía habituales de les manda a “cuarentena” y si no aprenden ese es su problema. Allá cada cual con su educación.
      Saludos afectuosos para ambos. Os deseo una buena entrada de Año.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s