¿Qué siente el Ama?

Esta es una de las preguntas recurrentes que me hacen bastantes sumisos.

Parece una de las grandes dudas de los sumisos en general. ¿Qué ocurre con Nosotras? ¿Qué sentimos? ¿Qué tipo de excitación encontramos en las prácticas? ¿Qué sentimos al Dominar? ¿Excitación mental, sexual? ¿Por qué nos gusta la humillación o la feminización? ¿Qué sacamos con ello? Muchas preguntas, en realidad y no fáciles de contestar. Lógicamente no todos los que se dicen sumisos se preguntan estas cosas, sencillamente no se las plantean, como si tampoco quisieran ir más allá de su convencimiento de que Nosotras sabremos, pero hay otros que quieren conocernos, saber cómo pensamos y qué pensamos. A esos intentaré ir respondiendo en varias entradas. En una sola sería demasiado extenso.

Cualquiera podria pensar que es una pregunta de sumisos inexpertos pero no sólo la formulan sumisos sin experiencia, también los que tienen experiencia me la llegan a preguntar, como si Nosotras efectivamente marcáramos tanta distancia con ellos que diera la sensación de andar perdidos. ¿Qué hay en la cabeza de una Dominante? Muchas cosas, en realidad.

Tengo la sensación que si eliminamos a aquellos que se acercan a Nosotras por puro morbo, los sin iguales pajilleros, los que quieren saber respecto a Nosotras suelen ser sumisos que su experiencia ha quedado circunscrita a las Profesionales quienes lógicamente mantienen una distancia con ellos. Incluso me preguntan y se preguntan qué sienten Ellas. Lo mejor, en este caso, sería preguntarles a Ellas directamente. Nadie mejor que Ellas mismas para explicarse por sí solas. Aunque intuyo que deben experimentar sensaciones muy similares a las Mías puesto que Ellas son mujeres Dominantes y suelen tener sumisos aparte de su profesión, así que sentirán sensaciones muy parecidas.

Las frecuenten o no, algunos realmente quieren saber qué tipos de emociones experimenta una Ama en general, no sólo en sesión sino durante todo el periodo de Dominación. Qué le estimula a la Ama para dar el paso a conocerlos y aceptarlos hasta las sesiones en sí. En realidad esta pregunta está emparentada con el motivo por el que ejercemos la Dominación. Cuál es el origen y por qué razones hemos llegado a Dominar y nos gusta.

Llegué al Femdom porque me gusta, sin saber qué era en concreto yo ya realizaba prácticas Femdom, me gustaba sentir al hombre abrumado con mi poder y seguridad. Con mi forma de ser ellos se sentían intimidados. Esto a mí me divertía, la verdad. A algunos les gustaba a otros no, lógicamente. Una vez encontrado el camino del Femdom tuve que ir desarrollándome como Dominante. Viendo qué me atraía y qué experimentaba en las conversaciones y en las sesiones. Sentir a un hombre cómo se somete me estimula mentalmente, no que se me arrastren a las primeras de cambio, no hablo de eso. Hablo de que el hombre se someta una vez que me conoce, no antes. Eso a mí no me interesa. Que vean que llevo el Dom y que soy Ama, y automáticamente se plieguen no. Eso me hace perder el entusiasmo. Que me traten con protocolo no es lo mismo a que se sometan, no tiene nada que ver. Muchos con este tema se confunden y no deberían. El protocolo es necesario para que ambos sepamos que el otro sabe dónde se mueve y con quién.

La mayor parte del tiempo, por tanto, lo que se siente es estimulación mental. La Dominación es algo muy mental, no hay que olvidarlo. El placer que se siente al ir doblegando a una persona, que vaya obedeciendo, ir controlándolo, llevarlo hacia donde la Ama desea. Sentir que vas calando en su vida y en su sexualidad. Porque no nos engañemos, aquí estamos realizando una actividad directamente emparentada con la sexualidad tanto de ellos como de Nosotras. No es algo ajeno a la sexualidad, ni mucho menos, otra cosa es que haya prácticas directamente sexuales o no, sexo explícito o no. La sexualidad humana es tan amplia que si no fuera por nuestras fantasías y nuestros deseos apenas llegaríamos a disfrutar de ella. Estaríamos más emparentados con los animales que con nuestra conciencia individual personal. Por tanto, Yo pulso la sexualidad del sumiso, indago en sus fantasías, en sus gustos, en sus deseos, y a partir de ahí construyo una relación que para mí sea satisfactoria. No olvidemos que Yo soy la que dirijo, la que guío, la que controlo, la que me responsabilizo, la que asumo los errores, la que ordeno y la que disfruto en primera instancia tanto de él como con él.

Entonces, ¿es sólo sexo la Dominación? Pues no. Es mucho más, es un conjunto de sensaciones, emociones, sentimientos, de sexualidad. Digamos que el sexo es algo parcial de un todo que sería la Dominación. Se genera un vínculo entre Ama y sumiso que es inimaginable en una situación únicamente sexual a secas. Un polvo lo puedes echar y te vas tan tranquilo, un vínculo D/s es algo mucho más poderoso y enraíza de otra forma en el sumiso llegando a hacerle dependiente y sometido, valga la redundancia. Un juego está más relacionado con algo más puntual sin necesidad de vínculo.

Luego lo que nos lleva a someter es el estímulo mental. En sesión, lo que vertebra también es el estímulo mental. Controlar a la otra persona hasta verle ir cambiando y sintiendo su rol de sumiso, llevarle a sentir un montón de sensaciones que sólo las puede sentir en ese ámbito y ese espacio concreto de la sesión. Eso nos da Poder y nos satisface. Esa sensación de poder a Nosotras nos retroalimenta y vamos eligiendo las prácticas acordes a como vayamos viendo que se siente el sumiso y sus reacciones. Siempre hay un feedback entre el sumiso y Yo. No es algo ajeno a mí, sino que él con su entrega me estimula, cumpliendo las órdenes me agrada, sintiéndolo a mi servicio me gusta, notando su entrega física me excita, comprobando la renuncia a su cuerpo para mi placer de usarlo me encanta, sintiendo su placer siento Mi propio placer. Y es por mi placer por el que él llega a someterse a mí y sentir el suyo.

10 Comments

  1. Muy buenos días, esta pregunta se la he hecho muchas veces a mi Ama en el marco de nuestra maravillosa relación de comunicación con el fin último de conocerla más y más y así hacer de mi entrega algo placentero para Ella.
    Conocer a su Ama es el objetivo principal de un sumiso. Solo conociéndola puede servirla y entregarse. No olvidemos que es el Ama quien posee el mando, el control y a quien se le ha de procurar que todo le sea más fácil y gozoso.
    Como en otros comentarios siempre diré que así es en cualquier tipo de relación que se desee llevar a cabo entre dos personas con el fin de alcanzar el máximo de satisfacción. Tanto el Ama como su sumiso han de desear conocer al otro en lo más profundo de su ser: gustos, formas, deseos, fantasías, etc.
    Me ha encantado su frase al intentar romper la igualdad entre sexo y relación D/s cuando dice “Digamos que el sexo es algo parcial de un todo que sería la Dominación”. Esta concepción es exacta cuando dicha relación se limita a una sesión y a unas prácticas concretas sin más. Porque como muy bien señala usted “Es mucho más, es un conjunto de sensaciones, emociones, sentimientos, de sexualidad”, es un forma de vida, una condición plena y total de entrega y sumisión/dominación.
    Una auténtica relación D/s conlleva un anteponer permanentemente los gustos, los deseos y los sentimientos del Ama. De ahí que, como ya he señalado otras veces, pueda decir, muy con conocimiento personal, que si existe y es posible una relación 24/7, entendiéndola como eso UNA RELACIÓN en toda la extensión de la palabra. Por eso quien la entiende como el estar 24/7 humillado, tratado como un “perro”, azotado, etc manifiesta que no es posible el 24/7.
    Por último decir que en una relación 24/7 los sentimientos de amor, de cariño, de respeto etc se dan en un grado superlativo, de otra manera no se podría dar.
    Bien, un saludo y deseando pase unas Felices Fiestas dejo aquí nuestro comentario, el de mi Ama y mío.

    Gracias.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenos días. Estoy completamente de acuerdo contigo en que ese tipo de relación 24/7 tratando al sumiso como un objeto sin descanso no es ni viable ni sano mentalmente para ninguno de los dos. Eso sólo puede entenderse desde una relación de dependencia patológica y el Bdsm no es eso.
      Como siempre gracias por tus acertados comentarios y que ambos tengáis unas preciosas fiestas D/s. Un saludo para tu Ama y para ti con todo mi afecto.

      Me gusta

  2. ¡Que texto mas hermoso!. Sin lugar a dudas estoy deacuerdo con él. En algunas sesiones no me llego ni a quitar los pantalones y los sumisos dicen “pero yo quiero que tu tambien disfrutes”… algunos lo dirán por querer agradarme, otros por querer saborear otras partes, pero lo cierto es que no entienden que la verdadera satisfaccion de las sesiones no esta debajo de los pantalones, sino un poco mas arriba.

    Le gusta a 1 persona

  3. Certera descripción, el poder siempre es mental, aunque se ejerza fisicamente. Es Vd. digna sucesora de la Scheherezade de las mil y una noches. Enseña y entretiene. Mantiene la sorpresa.
    Siempre a sus pies.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s