Celos y Bdsm

 

Celos (2)
La mortificación de los celos

 

 

No existen muchas referencias a los celos dentro del Bdsm por la web. Pareciera un tema casi inexistente, carente de importancia o que no esté bien visto como si el Bdsm estuviera por encima de muchos sentimientos y, queramos o no, los celos son sentimientos que pueden surgir con bastante facilidad y no implica necesariamente que estén ligados al amor, otro tema controvertido.

Muchas personas que están dentro del Bdsm se sienten “por encima” del mundo vainilla (entendido este como sexo y relaciones convencionales) y en absoluto es así. Las personas somos las mismas aunque nos guste o practiquemos un tipo de sexo y de relaciones personales diferentes. Esto no nos hace inmunes ni a los sentimientos de todo tipo ni dentro de estos a los celos concretamente.

En cualquier página web o blog, debates, conversaciones, podemos leer o escuchar que hay muchas personas que consideran que no existe relación directa entre el Bdsm y el amor y es cierto, pero puede ocurrir, como en cualquier relación humana que pueda aparecer el amor, entonces sí veríamos lógicos que pudieran aparecer los celos, sin ser estos patológicos. Parece que amor y celos no patológicos van de la mano en la mayoría de las personas por mucho que se esfuercen y refuercen su confianza el uno en el otro. Es muy habitual que la persona celosa sienta que el otro es de su exclusividad. Pero eso es otra historia.

No todos los celos están directamente ligados ni son condición necesaria a la existencia de amor. Un vínculo tan fuerte como el que puede generar una relación D/s puede hacer que los celos hagan aparición tanto en la parte Dominante como en la sumisa, sin necesidad de que se genere un sentimiento amoroso tal y como convencionalmente lo entendemos, aunque haya bastante personas que identifiquen vínculo de sumisión con amor de manera directa y unívoca. Para algunos el amor les hace entregarse de manera más intensa y para otros el amor es un obstáculo a la hora de las relaciones D/s. Las parejas Femdom

En una relación D/s que suele ser el tipo de relación que tomo como referencia, todo se basa en acuerdos Paradojas del Bdsm: acuerdos, no maltrato., incluso los juegos con terceros, a no ser que sea un límite por parte de algunos de los integrantes de la relación, se pueden acordar. Por ejemplo, si yo tengo claro que quiero tener una cuadra (varios sumisos a la vez) y empiezo a conversar con un sumiso que me expone que su ideal de relación es la exclusividad, no hay mucho más de lo que hablar, tenemos deseos dispares. Pero puede ocurrir que en principio diga que sí y que luego dé muestras de celos, no necesariamente serían celos amorosos, podría ser sencilla y llanamente que le pique el amor propio por no ser el favorito, el alfa, o que se le haya despertado el sentimiento de posesión respecto a su Ama. Únicamente mío, el sentido de la propiedad Lidiar con ese tipo de temas es complicado y las variables tantas como personas. Habrá Amas que le dejen claro que eso es inadmisible y los echarán y romperán la relación o habrá Amas que como reto se propongan que el sumiso se trague ese orgullo, acepte y se someta más, por poner dos ejemplos contrapuestos.

Pero los celos de los que a mí me interesa hablar en esta entrada porque hacen bastante daño al Bdsm como sociedad cerrada que somos, ya que los integrantes en este mundo, comparados con el mundo sexual convencional, somos pocos y muchos menos los que lo llevamos a la realidad, son otro tipo de celos no amorosos:

El individuo adulto,…, puede no solo tener envidia, sino aferrarse a la creencia -a la vez idea y sentimiento- de que es a él a quien correspondería el trato, los privilegios, el premio, la consideración que -en su opinión inmerecidamente se otorgan a otra persona. Así, se puede hablar de celos profesionales, escolares, artísticos, sociales, políticos, científicos, etc. Todos ellos comparten las mismas características fundamentales: el convencimiento absoluto que alguien ocupa el lugar, en el escalafón o en la estimación, que en justicia le corresponde a él. ¹

Aquí es donde reside el mayor problema de la sociedad Bdsm, porque si los celos entre parejas, relaciones, vínculos o como se quiera llamar, se pueden o deben gestionar en la intimidad de la relación, lo otro se gestiona generalmente voceando y dejando malparado a aquellos por los que nos consideramos ninguneados o que creemos que lo que tienen nos pertenece: sumisos/as, Dominantes, prestigio, círculos de amistades, etc. Y es complicado vivir y transitar por una sociedad tan cerrada donde estos celos, ocultos, pero celos al fin y al cabo, campan a sus anchas. Todo esto puede llegar a generar una enorme desconfianza, decepciones y, por supuesto, la nociva y recalcitrante envidia.

Al final, no nos diferenciamos tanto del mundo vainilla, por mucho que bastantes de nosotros nos podamos creer distintos, únicos y conscientes de que nuestra evolución personal nos haya llevado por caminos distintos a los convencionales, pero no por eso debemos olvidar que dejamos de ser personas. Y que como tales podemos desarrollar tanto lo mejor como lo peor de cualquier individuo social.

 


¹ Enrique González Monclús, “Celos, celos patológicos y delirio celotípico”, Rev Psiquiatría Fac Med Barna 2005;32(1):14-22.

4 comentarios sobre “Celos y Bdsm

  1. Hola nuevamente. Este tema de los celos tan extendido de una forma patológica en una sociedad que durante tantos años se ha caracterizado por ser machista y dirigida y dominada por el “macho ibérico” es algo muy enfermizo. No así en relaciones femdom por sus características de sinceridad y libertad que las caracterizan, sin tabúes a la hora de la comunicación entre ambos.
    Como sumiso que soy no entiendo la existencia de celos ya que al ser propiedad de mi Ama, Ella tiene toda la libertad para llevar a cabo cualquier acción incluida el hecho de “estar” con quien guste y por contra yo, su sumiso, el aceptarlo de buen agrado. Por supuesto y es así en nuestro caso en el marco de una comunicación total entre ambos.
    Si he de decir que en nuestra relación este tema lo hemos hablado como todo lo demás y mi Ama entiende nuestra relación como algo de dos con una entrega total entre ambos, uno para otro y sin cabida de terceros.
    Por tanto un sumiso desde que se entrega en propiedad a su Ama y es aceptado por ésta los celos no tienen cabida.
    Otras opiniones son totalmente respetables pero en el tema que nos atañe no compartidas por nosotros.
    Gracias por tu seriedad y tus aportaciones.

    Me gusta

    1. Los celos patológicos no se deben únicamente a la sociedad machista, tanto hombres como mujeres pueden sufrir estos celos de manera reiterada o puntualmente. Estoy de acuerdo con vosotros en que todo, absolutamente todo, debe ser acordado. En vuestro caso el que la relación sea de dos y cerrada, aunque tú aceptes la libertad de Ella de poder jugar con otro/s. No todos los sumisos son así, por mucho que acepten su sumisión y ante eso hay que conversar mucho y acordar a partir de ahí.
      Gracias a ti por leerme y por opinar. Un saludo y mis respetos a tu Ama.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s