La doble moral del Bdsm

FB_IMG_1487934962464
El poder lo detenta quien lleva la llave

Inicio esta entrada con ese título por una simple razón, he sido denunciada en Facebook por el siguiente texto que voy a añadir íntegro:

Buenos días. A raíz del post que colgué ayer (en Facebook) respecto a los sumisos casados y el comentario de un sumiso que con acidez y educación respondió quiero aclarar algo al respecto. Y voy a incluir a los Amos/as por otra consulta que se me ha hecho.

Las relaciones D/s son complicadas y requieren mucho tiempo y dedicación. Si el casado sea del rol que sea tiene que atender prioritariamente a su familia, además de su trabajo, etc., como es lógico, ¿Qué lugar le deja a la otra persona? Ratos libres escogidos ¿y el resto del tiempo desaparece? Pues sí, desaparece, literalmente.

Otro punto a tener en cuenta, el tema de la culpa. El llevar una doble vida en muchas ocasiones genera culpa y eso tiene una digestión complicada que repercutirá en la otra persona, sea Amo o sumiso. Si es el sumiso el que está casado añade el tema de que exige no llevar marcas, el Amo debe ceder por acuerdo en ese tema y que las sesiones sean más o menos light, y ocupar el papel del amante de las relaciones vainilla viendo cómo el sumiso controla el tiempo y mira el reloj. Si es el Amo el que está casado el sumiso queda desasistido todo el tiempo en que él desaparezca. Entonces, y esta es mi pregunta que yo formulo a los que hayáis tenido la paciencia de leerme… ¿eso es una relación D/s o son juegos compartidos en ratos libres? Podría ser bastante más explícita pero no quiero alargar el post. Insisto que respeto esas opciones, lo que digo es que no lo deseo para mí, únicamente.

Hasta ahí el texto denunciado en Facebook

Observad quién muestra una llave en la fotografía adjunta, la llave la tiene la pareja, mujer o marido, del Amo/a o sumiso/a casado, es así de simple os moleste o no. La única salvedad está en aquéllas parejas o matrimonios en donde la otra persona es consciente de las necesidades del otro, no pueda atenderla porque no se sienta identificada con ese rol pero lo sepa y lo acepte.  También las hay.

Se me han ofrecido sumisos que tienen las tardes libres, o que disponen de dos horas, o que las tardes están sin control de la mujer. Y yo me pregunto y yo qué pinto en esa historia, qué saco yo con eso. ¿Me va a controlar la mujer de ese sumiso a mí? Me niego. Mis deseos y necesidades deben de estar pospuestas a ¿cuántos condicionantes?Tendría que organizar sesiones a la carta sin marcas, con tiempo establecido, incluyendo el aftercare, sin contar con llamadas imprevistas de la mujer con los motivos más peregrinos que puedan cortar la sesión y que nos salgamos del rol y se rompa el juego. Imprevistos pueden surgir muchos y de muchos tipos pero asumir a un sumiso con pareja eleva de manera exponencial los imprevistos/previstos. Olvídate del control de castidad estando casado. Olvídate de que el día previsto no te apetezca tener sesión y haya que dejarla para la siguiente vez y que ese sumiso quede frustrado o que el sumiso no haya tenido un buen día y no le apetezca. Somos personas, no máquinas.

Hablo en masculino porque la Real Academia de la Lengua considera que ese es el plural cuando se incluyen ambos géneros. Los motivos para los Amos son los mismos. A ellos no se les deja marca pero la sumisa no debe llevar carmín o perfume que los delate. Los Amos que se han ocupado diariamente de su sumisa durante meses, escribiéndoles, estando pendientes, suelen desaparecer los fines de semanas y en las vacaciones familiares. ¿Qué tu sumisa así se encuentra bien y es feliz? Pues perfecto, todos son acuerdos, pero he leído montones de veces que el tiempo en que están solas lo pasan mal, bastante.

Seamos coherentes, ¿que eso os satisface y esa es la situación que únicamente os permite vivir el Bdsm? Perfecto, yo no juzgo la vida de nadie. ¿Pero por decir mi opinión me denuncian en Facebook? Esto ya me parece una doble moral insoportable.

Vive tu vida como quieras, yo hice mis elecciones, las mías. Asumí mis riesgos y decidí no llevar ninguna doble vida por honestidad conmigo misma y por tanto no voy a jugar a ser la otra en ninguna relación, así de claro.

Ah, y esa llave de la foto, la llevo yo.

 

3 comentarios sobre “La doble moral del Bdsm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s