Recomendaciones para el sumiso

 

  1. Sé paciente. Tómate tu tiempo para saber de la Dómina, cómo es, qué desea, qué espera. Quizás sea una Dómina maravillosa pero no encaje contigo.
  2. No te ofrezcas a cualquiera ni expreses deseos fantasiosos de sumisión si luego no eres capaz de sostenerlo. Las decepciones cuestan caras.
  3. Sé honesto. Las Dóminas tenemos mucho recorrido hablando con falsos y auténticos sumisos. El engaño dura poco.
  4. Sé íntegro. Si no te aceptan no montes una pataleta.
  5. No digas a la Dómina lo que cree que quiere escuchar. No todas estamos hechas a molde de la Dominatrix, muchas tenemos formas independientes de dominación consecuente a la forma de ser real, no virtual.
  6. Sé digno. En tu dignidad radica tu valor y cuando des con tu Ama lo tendrá en cuenta.
  7. Siente el orgullo de ser sumiso. Nadie tiene derecho a infravalorarte porque lo seas. Un sumiso es un hombre valiente y transgresor a los convencionalismos y estereotipos sociales.
  8. Alimenta tu autoestima sin necesidad de que nadie te la refuerce constantemente. Eres una persona autónoma. No esperes a tener Ama para sentirte a gusto contigo mismo.
  9. Ten confianza. Que sea difícil dar con una Ama no significa que no exista. Prueba a revisar tus actitudes a la hora de acercarte a Ellas.
  10. Aprende. Fórmate. No esperes a dar con la Ama que sea tu Maestra, tu Educadora y tu Guía, no todas tienen tiempo para empezar a educar por lo más básico del protocolo. Lleva eso ya aprendido e interiorizado.
  11. ¿De verdad crees que una Dómina para hacerse respetar tiene que humillar constantemente? Yo no. Piensa si no estarás ante una pseudoAma.
  12. No desaparezcas de buenas a primeras, lo más probable es que cuando vuelvas a Ella hayas dejado de interesarle.
  13. La vida privada siempre es respetable y debe ser respetada por ambas partes.
  14. Si has tenido malas experiencias no es culpa de la nueva Dómina con la que contactas. Cúrate a ti mismo primero.
  15. Revisa qué quieres y cuáles son tus auténticos deseos de sumisión. Hasta dónde estás dispuesto a llegar en tu deseo de servir y complacer a una Ama. Conócete a ti mismo. No todo vale, para nadie.

 

Posted In

,

2 Comments

  1. Sheherezade, mis respetos, quisiera compartir con Ud. mi humilde experiencia en este mundo, aunque no sé siquiera si en realidad pertenezco a él. Siempre supe que era fetichista del pie femenino, algo que nunca he ocultado socialmente y que he encontrado muchos hombres afines a mis gustos, pero siempre con cierta distancia. Mi fantasía más intensa está relacionada con el deseo de encontrar una mujer sutil pero inexorablemente dominante. Alguien con quien yo pudiera dar rienda suelta a mis enormes deseos de servirla, mantenerla y complacerla como a una Diosa. Adelantarme a sus requerimientos y exigencias, para tenerla siempre contenta conmigo. Una relación donde los roles estuvieran bien demarcados: Yo, el servidor incondicional para todo, darle los mejores masajes del mundo, soy todo un experto, peo además del conocimiento teórico es indispensable desarrollar la creatividad que sólo se puede lograr, cuando se venera, se ama y se adora a nuestra única Diosa.
    Un día encontré a la que por fin me animé a declararle todo mi apasionado y respetuoso ardor, a una mujer de la que era amigo, pero que poco a poco, ella iba tomando poder sobre mi deseo hasta límites inenarrables. El día, el bendito día, que comenzamos a nuestra historia fue cuando hablando de mi pasión por los pies de las mujeres, ella me autorizó a que le demostrara mis cualidades y le hiciera un masaje, Si es muy bueno, puedo autorizarte a que me los beses y a que me des otro en mis hombros y espalda. Así es ella y así me enloqueció. Me concede, me permite. después de de todas las preliminares que duraron semanas. Un día le rogué que me permitiera subir un escalón más en nuestra intimidad. Y ella divina como es accedió aunque con ciertas aclaraciones previas… ella me permitiría que yo le diera placer, pero ella siempre tendría el control, por ejemplo si yo le daba los mejore masajes, durante una hora y media y ella luego me permitía que la estimulara sexualmente, por ejemplo con sexo oral, o con la introducción de mis dedos mayor e índice en su vagina, independientemente de cuantos orgasmos le produjera… ella siempre decidiría si me correspondía acceder genitalmente al templo de Venus, o no. Creo que aunque muchas veces se me cayeran lágrimas de deseo era más fuerte el placer de verla disfrutar con ese divino egoísmo, que la hace decirme antes de despedirme sin otra esperanza que un próximo encuentro, cuánto ha disfrutado. Cómo la amo en esas ocasiones, que Diosa que la siento. O a veces, me dice estuviste tan bien que voy a permitirte que me des una masaje en los pies con tu lengua. muy pocas veces, con más recogimiento y dulzura que nunca ella me permite introducirme en el templo divino. y no es necesario. Ella me tiene rendido sin necesidad de humillarme ni castigarme, sólo le interesa verme muerto de amor por ella. Que bien ganado lo tiene. Quise compartir mi historia, un tanto diferente tal vez, pero es la primera vez que conseguí postrarme a los pies de una Diosa, aunque hubo veces en las que detecté otras mujeres que me desafiaron con palabras o con actitudes (un pié descalzo que espera adoración siempre aparecía) y por mi cobardía o porque aún no tenía claro que me merecía una relación así, nunca me había animado. No me arrepiento, aunque tal vez hubiera sido mejor que las relaciones con mujeres comunes, Pero ella me ha devuelto todo con creces. La Amo incondicionalmente. de nuevo mis respetos.

    Me gusta

    1. Muchos sumisos comenzaron siendo fetichistas de pies, si has encontrado a la persona adecuada para ti te felicito porque es muy complicado encontrar a alguien que encaje con los deseos de uno.
      Un saludo y gracias por compartir tu experiencia.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s